El 00.147, agraciado con el segundo premio

79.250, un 'Gordo' muy repartido

A las 11:14 de la mañana los niños de San Ildefonso cantaban el tan ansiado 'Gordo' del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. El número agraciado con tres millones de euros ha sido el 79.250 y se ha repartido entre Cerdanyola del Vall's (Barcelona), Alicante, Barcelona, Garachico (Tenerife), Madrid, Alcorcón (Madrid), Cáceres, Saldaña (Palencia), Barcelona, Molina de Segura (Murcia), Zaragoza y Eibar (Guipúzcoa).

Sin embargo, el más madrugador fue el primer quinto, el 75.869, que ha tocado en Galicia, Cataluña y Castilla y León. Los otros siete quintos premios, de 50.000 euros cada uno, han sido el 73.684, que ha caído en Lorca (Murcia), Gerona, Barcelona, Arzua (La Coruña) y Aldaia; el 77.992, en Navia (Asturias), Castellón, Madrid, Murcia; el 69.069 ha ido a parar íntegramente a Palma de Mallorca; el 34.141, a Madrid; el 15.548, adjudicado a Fuerteventura, Lugo, Málaga, Murcia, Barcelona, Valladolid, Madrid, Alicante, Lérida, Navarra, Vizcaya, Valencia, Almería, Burgos, Cuenca, Tarragona, Pontevedra, Salamanca, Las Palmas, La Coruña y Huelva.; el 06.075, concedido a Barcelona, Jaén, Lugo, Valencia, Toledo, Zaragoza, Salamanca y Tarragona; y el 78.953, que se ha quedado en Gijón.

El número premiado más bajo de la historia en este sorteo es el 00.147, correspondiente al segundo. En millón de euros ha recaído en Sestao (Vizcaya), Madrid, Roa de Duero (Burgos), Velez de Benaudalla (Granada), Calatayud (Zaragoza),Sort (Lérida), Santiago de Compostela (La Coruña) y Madrid.

El tercer premio de 500.000 euros ha sido para el 75.913 y se ha repartido íntegramente en Madrid. Asimismo, los dos cuartos, el 57.896 y el 25.506 han tocado en Barcelona, Cáceres, Ciudad Real, Toledo y Madrid, el primero, y en Asturias, Barcelona y Córdoba, el segundo.

En torno a las 8.00 horas se han abierto las puertas para las personas que acuden a ver el sorteo en el salón, y que hacían cola frente a la puerta desde la madrugada, pudieran entrar. Como ya es tradicional, parte del público ha llegado vestido de todo tipo de disfraces, desde grupos de Papa Noel hasta un hombre disfrazado de Belén Esteban.

Poco después llegaron al edificio de Loterías y Apuestas del Estado los niños del colegio de San Ildefonso, encargados de repartir la suerte, que han desayunado en una sala del propio Palacio de Congresos.

Posteriormente, se procedió a la presentación de liras al público, para que los espectadores menos ''confiados'' pudieran comprobar de forma efectiva, previa petición, que la bola con su número estará en el bombo.

A las 8:58 horas se comenzaron a volcar las bolas de los números en la tolva para ser traspasada a su respectivo bombo, y posteriormente, a las 9:09 horas, comenzó a procederse al llenado de los bombos, operación que duró apenas cuatro minutos.

Luego, las bolas de los premios de pedrea y los premios mayores fueron proclamadas según categorías por un funcionario del LAE ante la mesa que preside el sorteo antes de introducirlas tras varias comprobaciones en el bombo pequeño, escena que fue seguida con creciente expectación por el público.

A las 9:17 se concluía esta labor entre la creciente expectación del público y aparecían los niños de San Ildefonso para comenzar de inmediato el sorteo.