Cierre de sesión

El Ibex suma un 1% con los inversores mirando al cierre de año

Faltan siete sesiones para que acabe el año y los inversores dan casi por finalizado el ejercicio. Aunque Wall Street ha enfriado las ganancias, el Ibex ha sumado hoy un 0,99%, un ascenso que ha sido insuficiente para reconquistar los 10.000 puntos. Los grandes valores se han alzado como el motor del selectivo en una sesión en la que los bancos han recibido una nueva amenaza por parte de Moody's.

Se acerca el fin de año y los inversores dan por acabado el ejercicio. El pulso del mercado permanecerá camuflado hasta enero y el comportamiento de la Bolsa no es fiable. Lo dicen fuentes del mercado. Y hoy la trayectoria de los mercados de renta variable lo ha dejado bien claro. El Ibex, que ha cambiado el signo en varios momentos de la jornada, ha echado el cierre con un ascenso del 0,99%. Los números verdes, que se han visto moderados por las pérdidas de Wall Street, no han bastado para recuperar los 10.000 puntos.

En concreto, las ganancias del selectivo español han sido posibles gracias al impulso de los grandes valores. Iberdrola se ha convertido en el 'blue chip' más alcista del índice, con un ascenso del 3,54%, Repsol ha recuperado un 1,63% y Telefónica ha avanzado un 0,5%. Santander y BBVA, han sumado un 0,94% y un 1,59% respectivamente a pesar de que Moody's ha amenazado con bajar el rating de 30 entidades financieras españolas, entre las que se encuentran los dos grandes bancos.

Pero no han sido los únicos valores en verde. Abengoa ha acumulado un ascenso del 4,59% en el precio de sus títulos y Abertis ha despedido la jornada con un alza del 1,3% después de que este fin de semana el Sunday Times publicara que el grupo de capital riesgo CVC Partners está preparando una opa por la sociedad. Gamesa, sin embargo, se ha convertido en la otra cara de la moneda, con un recorte del 3,38%.

IBERDROLA 10,89 0,88%
IBEX 35 8.476,40 0,01%

De fondo, algunas incertidumbres continúan sobre la mesa y otras se van despejando. Hoy, la tensión por el enfrentamiento de las dos Coreas ha seguido atormentando a los inversores. Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, ha calmado los ánimos al considerar "una hipótesis absurda" el abandono del euro por alguno de los países con más dificultades para salir de la crisis y la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha adelantado que las comunidades autónomas cerraron el tercer trimestre con un déficit del 1,24% del PIB, dentro del objetivo previsto.

Mientras tanto, el mercado de deuda continúa acaparando la atención. Hoy, la prima de riesgo de España se ha situado en 253 puntos básicos. Los expertos de Renta 4 valoran "positivamente el acuerdo alcanzado en la Cumbre europea para la creación de un fondo de rescate permanente que sustituya al actual EFSF a partir del 2013. Entendemos que este paso adelante modera la incertidumbre sobre el futuro de las economías en peor situación de cara a enfrentarse a sus necesidades de financiación a partir de 2013 y a hacer frente al pago de los intereses en un entorno de bajo crecimiento".

"Esto en principio debería permitir una cierta estabilización de los diferenciales de deuda en los niveles actuales, aunque la falta de concreción y el efecto negativo que supone la revisión a la baja del rating (posible en Grecia y España, y ya realizado en Irlanda) pesará más en el corto plazo manteniendo la presión sobre los diferenciales", añaden.

En la semana que hoy comienza, las referencias macroeconómicas serán más escasas que en otras semanas. Desde Estados Unidos llegará el dato final del PIB del tercer trimestre de 2010 y sus componentes de consumo personal y deflactor PCE. En Europa, los inversores conocerán el PIB del tercer trimestre en Reino Unido.

"Tras haber tenido una estabilización aceptable la semana pasada, creemos que esta semana las Bolsas podrían moverse lateralmente o rebotar ligeramente, respaldadas por una macro americana más bien buena, reduciéndose la probabilidad de un recorte severo. Incluso podrían evolucionar 'de menos a más' si se serena la perspectiva sobre la eurozona, aunque vemos poco probable un 'rally' de fin de año. No obstante esto último, creemos que conviene no descartar cierta animación la última semana de diciembre porque el contexto se está volviendo más bien 'probolsas', desplazándose el riesgo hacia los bonos soberanos", comentan desde Bankinter.

En el mercado de divisas, el euro se cambia a 1,3122 dólares.