Según 'The Wall Street Journal'

Ernst & Young será demandada por permitir a Lehman Brothers ocultar sus finanzas

La Fiscalía de Nueva York planea demandar a la auditora Ernst & Young por haber permitido al parecer que la firma Lehman Brothers alterase sus libros contables para ocultar sus problemas financieros, publica hoy The Wall Street Journal.

El diario, que cita fuentes próximas a la investigación, afirma que el fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, podría presentar esta misma semana una demanda que supondría la primera contra una empresa auditora por su participación en la crisis financiera de 2008.

Según el rotativo, el gobernador electo de Nueva York y actual fiscal general afirma en esa demanda que Ernst & Young no hizo nada por acabar con las prácticas de Lehman Brothers y las maniobras contables para ocultar a sus inversores los verdaderos riesgos que asumía.

La auditora, una de las cuatro más importantes del mundo, ganó más de 100 millones de dólares en comisiones de Lehman Brothers durante los siete años que trabajó para el gigante financiero, desde 2001 hasta 2008, detallan esas mismas fuentes al rotativo.

Esta demanda forma parte de una investigación más amplia que tratará de determinar si otros bancos, entre ellos Bank of America, retiraron temporalmente la deuda de su balance antes de presentar sus resultados financieros para ocultar los riesgos que estaban asumiendo, detallaron esas fuentes al rotativo.

En marzo, ese mismo diario publicó que Lehman Brothers despidió a uno de sus empleados después de que éste alertara a sus auditores en Ernst & Young sobre ciertas maniobras contables efectuadas por la firma de inversión meses antes de su quiebra.

Concretamente, avisó a la auditora de que Lehman Brothers había sacado temporalmente 50.000 millones de dólares en "activos problemáticos" de su balance para tratar de ocultar así los riesgos que la firma de inversión estaba asumiendo, afirmó entonces el Journal.

Los responsables de Lehman utilizaron un instrumento financiero denominado transacciones "Repo 105", que permite que los "activos problemáticos" parezcan normales un tiempo, con el fin de ocultar a inversores, entidades reguladoras y agencias de calificación sus problemas económicos.

Según la investigación llevada a cabo ahora por la Fiscalía de Nueva York, la firma auditora aprobó ese tipo de transacciones durante los siete años que auditó al gigante financiero y no denunció que el banco alteraba sus resultados, agrega el periódico.