En doble AA-

Fitch mantiene la calificación de la deuda del Ayuntamiento de Madrid

La agencia de Calificación Ficth hizo publico hoy las calificaciones a largo plazo de la deuda del Ayuntamiento de Madrid, el más endeudado de España, así la nota se mantiene en doble AA-, con perspectiva estable.

Alberto Ruiz Gallardon, alcalde de Madrid.
Alberto Ruiz Gallardon, alcalde de Madrid.

En un comunicado hecho público por la agencia Fitch, destaca que los ratings del Ayuntamiento de Madrid reflejan la solidez de su economía, así como una creciente base fiscal. Señala asimismo que se ha tenido en cuenta "cierta volatilidad en sus operaciones y el significativo nivel de riesgo directo que la ciudad ha acumulado desde 2004", incluyendo tanto la deuda municipal como la de Madrid Calle 30, que suman 7.135 millones de euros.

Así, dice que si Madrid demostrara ser incapaz de cubrir sus amortizaciones de deuda en los próximos tres años se podría revisar la calificación a la baja, aunque también reconoce que la revisión podría ser positiva si el Consistorio demuestra que puede "mantener su margen actual por encima del 15% mientras reduce el riesgo directo".

"La ciudad de Madrid ha presentado un Plan de Saneamiento para el periodo 2009-2015 previendo una mejora en el margen actual por encima del 15% a partir de 2013 y una pronunciada reducción de la deuda. Sin embargo, las dificultades económicas de España arrojan incertidumbre sobre el cumplimiento de estos objetivos", continúa el informe de Fitch.

Y es que la compañía calificadora considera que el riesgo directo de la capital es "alto", al haber llegado a los 6.800 millones de euros a finales de 2009, aunque apostilla que "se espera que este dato caiga gradualmente a aproximadamente los 6.100 millones en 2011".

Además, Fitch considera que la ciudad tiene una "alta propensión a soportar la deuda de Madrid Calle 30" y menciona la operación de subrogación que el Gobierno central ha autorizado recientemente, por la cual "la ciudad asumirá directamente esa deuda".

"Desde el punto de vista de Fitch, esta absorción es bastante neutral con respecto al tamaño de las responsabilidades de la ciudad. Además, debería permitir a la ciudad reducir sus gastos corrientes anuales en al menos cien millones", apostilla el comunicado.

Presupuestos cortos

Por otra parte, Fitch alerta de que el equilibrio presupuestario podría no estar garantizado en 2010 como resultado de la "reducción de la financiación estatal" al Consistorio, que podría no alcanzar los 317 millones de euros presupuestados.