Sus ingresos suben un 14% este año

Inditex mantendrá precios en 2011 pese al alza de las materias primas

Inditex encara su último trimestre cumpliendo sus previsiones, mejorando todos sus ratios y elevando su beneficio un 42%. La empresa gallega volvió a reiterar que no aumentará sus precios aunque suban las materias primas. Los inversores recogieron ayer los beneficios de las últimas subidas de Inditex y el precio de la acción cayó el 5,54%

No hubo sorpresas. Inditex cumplió lo previsto, pero el mercado esperaba más. La compañía gallega ha cerrado los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal -entre el 1 de marzo y el 31 de octubre- relanzando su beneficio un 42% y situándolo en 1.179 millones de euros.

Sus ventas han seguido el mismo camino ascendente al repuntar un 14% y situarse al borde de los 8.900 millones de euros. Unas cifras que dejan atrás el fantasma de la crisis. La Bolsa, sin embargo, reaccionó ayer con ventas de las acciones de Inditex (perdieron un 5,54%), hasta situarlas en los 59 euros, tras las fuertes subidas de las últimas jornadas. Inditex sigue acumulando una rentabilidad en Bolsa durante el año superior al 35%, uno de los comportamientos más positivos del mercado español.

El consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, recalcaba ayer a los analistas que la compañía está centrada en la generación de caja para mantener todos los costes bajo control. No en vano, en los nueve primeros meses del año, su volumen de efectivo se ha elevado a 3.000 millones, frente a los 1.720 que tenía un año antes. Sin embargo, los gastos de explotación se han incrementado sensiblemente desde 2.874 hasta 3.244 millones.

INDITEX 27,60 0,29%

Además, Isla recalcaba cómo el grupo ha logrado hacer repuntar su margen bruto sobre ventas después del impacto que había tenido en éste la evolución de las divisas durante el primer semestre. En concreto, el margen sobre ingresos se sitúa en el 59,9%, alcanzando los 5.307 millones de euros.

Pablo Isla recalcó que Inditex va a cumplir el rango alto de aperturas para el conjunto del año, que se situará en torno a los 425 establecimientos. Hasta el 31 de octubre, la dueña de Massimo Dutti y Bershka ha abierto 300 establecimientos y hoy ya supera los 5.000 después de abrir la pasada semana la tienda insignia de Zara en el corazón de Roma. En total está presente en 77 países y, según sus previsiones, hasta del próximo febrero incrementará su superficie comercial entre un 8% y un 10%.

Europa y Asia seguirán siendo sus principales prioridades. Habrá que esperar a los resultados anuales para saber si se está cumpliendo su intención de reducir la dependencia de España, que supone casi el 30% de sus ventas.

Pero, en cualquier caso, Asia -con China a la cabeza- es su principal destino. Actualmente, la empresa de Arteixo tiene 140 tiendas en 28 ciudades del gigante asiático y el próximo año la ampliará con el desembarco de cadenas como Oysho, Zara Home y Uterqüe, que aún no están en ese país.

Y, por ahora, no habrá subidas del precios. Isla ya lo adelantó en la presentación de resultados del primer semestre y ayer volvió a incidir en ello, Inditex no va a elevar sus precios aunque se encarezcan las materias primas porque ésa es su estrategia comercial. "æpermil;sta es la política que hemos seguido los últimos años y mantendremos la misma tendencia", aseguraba. Así, tratará de mantener su rentabilidad, de nuevo, a través de la eficiencia y el ajuste de costes. También de cara a 2011, ultima el desembargo de Zara en Australia (en concreto en Sídney y Melbourne) y Sudáfrica. Mientras que seguirá sin acelerar su crecimiento en EE UU.

Isla sigue siendo cauto a la hora de valorar la evolución de las ventas online de Zara que ya opera en 11 países. Asegura que el grupo "está feliz" con la reacción de los consumidores, pero aún no desvela qué ingresos genera este canal. Tan solo apunta que el coste del lanzamiento de Zara en la red alcanza los 12 millones de euros.

Su rival sueco H&M incrementa sus ventas un 15%

Mientras Inditex desvelaba ayer al mercado su evolución durante los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, su principal rival en Europa daba pistas sobre su evolución en el conjunto del año.

El grupo sueco Hennes & Mauritz (H&M) apuntaba ayer que ha cerrado 2010 con un repunte de ingresos del 15%. Un porcentaje que se reduce al 5% si solo se tienen en cuenta los ingresos comparables, es decir, los logrados en los establecimientos abiertos más de un año. Es decir, según el crecimiento que ayer hizo público H&M y a tenor del volumen de ingresos del año 2009, la empresa nórdica habría cerrado el ejercicio con un volumen de ventas que superaría los 15.000 millones de euros.

A la hora de comparar los resultados de los dos gigantes textiles europeos hay que tener en cuenta el efecto calendario. H&M pone fin a su año fiscal el 30 de noviembre, mientras que Inditex lo prorroga hasta el 28 de febrero. Es decir, el impacto de la Navidad y de la campaña de rebajas de invierno es inversa: impulsa al grupo sueco en su primer trimestre y hace lo propio con Inditex en la recta final del año. No en vano, si se cumple lo adelantado ayer por Pablo Isla la empresa gallega podría llegar a abrir cerca de 125 locales en los últimos tres meses del año y dar así un fuerte empujón a sus ingresos.

Al margen del efecto calendario, si se comparan los datos de los nueve primeros meses, Inditex vende más que H&M pero es menos rentable. La dueña de Zara ingresó 8.866 millones de euros en este periodo, frente a los 78.772 millones de coronas de la empresa sueca (8.670 millones de euros, según el tipo de cambio de ayer). Sin embargo, el beneficio neto de la española ha sido de 1.179 millones de euros frente a los 1.452 que logró H&M entre el 1 de diciembre y el 31 de agosto.

En España, más barata

En España, los productos de Inditex son un 15% más baratos que la media de precios que alcanza la compañía en el conjunto de la Unión Europea. Pablo Isla reconocía ayer este diferencial y aseguraba que en China sus precios están en línea con el conjunto de los Estados comunitarios.