Defensa habilitará a controladores militares

La patronal de las aerolíneas españolas exige 100 millones a AENA por daños

Aceta, la patronal que agrupa a las principales aerolíneas nacionales, reclamará a AENA 100 millones de indemnización por las pérdidas ocasionadas por el conflicto laboral de los controladores aéreos a lo largo del año y durante el puente de diciembre.

Manuel López Colmenarejo, presidente de la patronal que agrupa a las principales aerolíneas españolas -Iberia, Air Europa y Air Nostrum, entre otras- aseguró ayer que sus asociadas reclamarán unos 100 millones a AENA por las pérdidas sufridas por las aerolíneas a causa del conflicto laboral con los controladores aéreos.

Durante un ciclo de conferencias en la Cámara de Comercio de Tarragona, Manuel López Colmenarejo aseguró que la huelga encubierta de los controladores del pasado puente de la Constitución, que obligó a cerrar el espacio aéreo en todo el país, hizo que las aerolíneas dejaran de ingresar entre "30 y 40 millones de euros".

La reclamación incluye también las pérdidas sufridas por las compañías aéreas entre mayo y octubre a causa del conflicto laboral entre AENA y los controladores aéreos, calculadas en unos 65 millones de euros, "debido al mayor tiempo de vuelo y al gasto de combustible", ha añadido.

El Gobierno dice que tienen que pagar los controladores, y no todos los españoles

Como consecuencia de ello, el presidente de Aceta ha anunciado que exigirán a la empresa propietaria de la red de aeropuertos españoles y responsable del control aéreo civil el pago de compensaciones que ascienden a unos 100 millones. En caso de que la compañía pública no atienda las demandas de las compañías, López Colmenarejo no descarta acudir a la vía contencioso-administrativa.

El Gobierno ha salido al paso de las reclamaciones que las aerolíneas, los particulares y otras instancias están planteando a AENA, y ha señalado que los responsables de los daños causados por abandono de los puestos de trabajo de control aéreo son los controladores y sólo ellos deben pagar y no el conjunto de los españoles.

Por otra parte, la ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguró ayer que el Gobierno habilitará a controladores militares para operar en algunos puestos y torres civiles de control aéreo y actuar en casos de carácter "excepcional". A la vez ha negado que su intención sea que el colectivo militar sustituya a sus compañeros civiles, ya que "lo que buscamos es que los controladores civiles hagan su trabajo".

El juez de la Audiencia Nacional que interviene en el asunto del cierre del espacio aéreo ha decidido acumular las denuncias presentadas contra los controladores por Facua y la OCU.

La cifra

85% de los 2.400 controladores han firmado una carta en la que se comprometen a no hacer huelga si se levanta el estado de alarma.

Los pilotos no irán a la huelga tras pactar con Fomento

Los pilotos del Sepla y Fomento llegaron ayer a un acuerdo por lo que el sindicato no realizará "paros de ningún tipo", tal y como había anunciado, tras el compromiso por parte del Departamento que dirige José Blanco de publicar "en los próximos días" una circular aeronáutica que regule los tiempos de trabajo y descanso y la prevención de la fatiga.

Fomento comunicó a sus interlocutores que la presión de las aerolíneas en este asunto aconseja que la reglamentación se recoja también en un decreto.

Javier Martínez de Velasco, presidente de Sepla, avanzó que el Gobierno publicará dicho decreto en "los próximos cuatro o seis meses". Además se mostró satisfecho tras su encuentro con el secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas, que transcurrió en "un clima muy positivo".