La nota es 'Aa1' actualmente

Moody's advierte que podría revisar a la baja la calificación de Barcelona

La agencia de calificación de riesgo Moody's ha advertido hoy que podría revisar a la baja la calificación de 'Aa1' otorgada a la ciudad de Barcelona, un día después de poner en perspectiva negativa el rating de España, por sus necesidades de refinanciación en 2011.

La empresa ha recordado en una nota que los presupuestos de los municipios españoles dependen "esencialmente" de transferencias del Estado, por lo que ha señalado que, a pesar del "buen historial financiero" de Barcelona durante la pasada década, la ciudad podría no obtener la suficiente flexibilidad financiera para mantener la calidad de su crédito por encima del español.

"Si el rating de España fuese rebajado, el hecho tendría implicaciones para Barcelona", ha apostillado Moody's, que ha asegurado que controlará de cerca el impacto de la crisis económica sobre el presupuesto de la ciudad.

La calificación de la deuda de Barcelona se ha mantenido invariable desde diciembre de 2006, cuando la agencia decidió aumentarla de 'Aa2' a 'Aa1'.

Moody's amenazó ayer con rebajar la solvencia de España para pagar su deuda, en un momento de dudas sobre la posibilidad de que el país tenga que pedir ayuda a la Unión Europea y justo un día antes de que el Tesoro afronte su penúltima subasta de deuda soberana del año.

La agencia estadounidense, que rebajó la nota el pasado mes de septiembre, cuando todavía estaba en su nivel máximo, dejó claro que no cree que el país vaya a seguir los pasos de Grecia e Irlanda, aunque criticó duramente la falta de capacidad del Gobierno para poner coto a la deuda de la Comunidades Autónomas.

Entre las razones que han llevado a sopesar una nueva rebaja de la deuda española figura también la vulnerabilidad del país a nuevos periodos de tensión debido a "sus altas necesidades de refinanciación en 2011", que cifra en 170.000 millones de euros tras las últimas medidas anunciadas, como las privatizaciones.