Otorga prioridad a Latinoamérica y Asia Pacífico

Banca March apuesta por la renta variable emergente en 2011

La renta variable es el mejor activo para invertir en 2011, principalmente en mercados emergentes y en compañías con elevada exposición a éstos, según las previsiones de los expertos de Banca March.

Los analistas otorgan prioridad a la renta variable de Latinoamérica y Asia Pacífico, se muestran neutrales en Estados Unidos, Japón y Europa, y negativos en España y Europa Emergente. Por sectores, aconsejan industria, materias primas, telecomunicaciones y energía, e infraponderan el sector financiero.

No obstante, subrayan que valores españoles como Telefónica, Banco Santander o BBVA, pueden ser valores atractivos por su gran presencia en el exterior, aunque la operadora presenta una posición más sólida que los bancos para invertir.

Entre las compañías internacionales con mayor exposición a países emergentes también sitúan a ArcelorMittal, Bayer, Carrefour, Danone, Repsol YPF, Exxon Mobil, Appel, Microsoft o Google.

El director general de March Gestión, José Luis Jiménez, asegura que 2011 puede ser otro año de "dudas, temores e incertidumbres" sobre la situación económica internacional, en especial, de los denominados países periféricos, y que es probable que los mercados financieros registren una volatilidad "elevada".

En este sentido, la apuesta de la entidad por España es "táctica y no estructural" y aconsejan aprovechar la volatilidad que se registrará la Bolsa española durante 2011 para "entrar y salir" de forma rápida y obtener beneficios y recuerda que las empresas españolas mantendrán los dividendos.

Respecto a los 'spread' del bono español frente al alemán, la directora de Análisis de Banca March, Ofelia Marín, asegura que la entidad no contempla un escenario extremo, con una prima en el nivel de 300 puntos básicos, ni bajista, de 100 puntos básicos, porque la economía española no va a permitir esta rebaja.

Asimismo, subrayan que una valoración en la prima riesgo-país de 200 puntos básicos supone una variación del Ibex del 30% "con el permiso de los dos grandes bancos", cuyo problema inmobiliario es moderado pero tienen una alta dependencia de la evolución de la deuda.

En este sentido, la directora de Análisis recuerda que el Ibex 35 es un índice muy concentrado, en el que el 30% está constituido por dos bancos, por lo que la evolución bursátil se encuentra ligada al comportamiento de estos valores.

Necesidad de transparencia

En este sentido, la entidad advierte de que la transparencia para calibrar la magnitud de la crisis inmobiliaria española es "necesaria" y "conveniente" para la bolsa, aunque subrayan que España "no tiene problemas graves" y no prevén su salida del euro ni la reestructuración de la deuda española.

En renta fija, aconsejan los bonos corporativos y deuda de países emergentes. Así, resaltan que los bonos alemanes "están caros" y perderán valor a medida que la situación económica mejore y aconsejan aprovechar compras tácticas de bonos españoles.

En el sector del petróleo, los analistas no esperan a corto plazo fuertes subidas y pronostican que los metales preciosos mantendrán los niveles actuales hasta que la incertidumbre no desaparezca mientras que los industriales registrán subidas.

En cuanto al oro, los expertos consideran que está "caro" y que seguirá subiendo mientras no se disipen las dudas ya que actualmente actúa como valor refugio. Asimismo, vaticinan que la volatilidad también afectará en 2011 los tipos de cambio

En el escenario macroeconómico central, Banca March prevé que las empresas continúen la senda de recuperación de resultados, que el crecimiento económico mundial se consolide lentamente por la confirmación del crecimiento de los países desarrollados y una recuperación de su consumo e inversión lenta.

En cuanto a los riegos, los expertos destacan las tensiones derivadas de los países periféricos, que aún no han desaparecido pero que, a su juicio, no serán determinantes para "descarrilar" la situación económica.