Aunque destaca su buena red comercial

Fitch recorta el 'rating' de Cajasol hasta 'BBB' con perspectiva negativa

Fitch ha recortado el 'rating' de Cajasol desde 'A-' hasta 'BBB' con perspectiva negativa, por el deterioro de la calidad de sus activos debido a la coyuntura económica, y al parón del sector inmobiliario y de la construcción.

La agencia justifica su decisión sobre el recorte de la nota que mide la capacidad de devolución de deuda a largo plazo de Cajasol por su exposición al ladrillo y por la presión que sufren sus ingresos a raíz de los bajos tipos de interés y la contenida concesión de créditos.

La necesidad de engordar las provisiones para hacer frente a posibles impagos y las perspectivas de escaso crecimiento económico son otros de los argumentos que esgrime Fitch para recortar la nota de Cajasol.

No obstante, la firma destaca también la buena red comercial de la caja andaluza en sus provincias de origen, el buen nivel de ingresos de su actividad bancaria y la adecuada financiación y liquidez de la entidad financiera.

Cajasol, que ya culminó su fusión con Caja Guadalajara, se ha incorporado al Sistema Institucional de Protección (SIP) que integra a Caja Navarra, Caja de Canarias y Caja Burgos.

Una vez materializado el protocolo en las próximas semanas, la fusión colocará a la entidad resultante en el sexto puesto del ranking nacional de cajas. El grupo podría requerir de un máximo de 1.000 millones de euros, el límite máximo que Banca Cívica podría solicitar al FROB.