Los requerimientos del Banco de España van en la "dirección correcta"

González-Páramo: el mercado pide a la banca más transparencia en su exposición inmobiliaria

El miembro del Comité Ejecutivo del BCE José Manuel González-Páramo ha asegurado que el mercado está pidiendo a la banca que haga un ejercicio de mayor transparencia en su exposición al sector inmobiliario, aunque reconoció que los requerimientos del Banco de España van en la "dirección correcta".

El miembro del Comité Ejecutivo y del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo José Manuel González-Páramo
El miembro del Comité Ejecutivo y del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo José Manuel González-Páramo

El ejecutivo elogió la labor del organismo supervisor español y aseguró que el hecho de contar con una de las instituciones "más conservadoras del mundo" otorga cierta tranquilidad, pero que la banca debe ser más transparente porque "desde fuera da la impresión" de que los procesos de ajuste de capacidad son "demasiados lentos".

En este sentido, subrayó que el requerimiento de publicación de las exposiciones inmobiliarias que el Banco de España exigirá a la banca a partir de 2011 "va en la dirección correcta" porque introduce más transparencia y los mercados podrán "decidir en función de esto si existen los riesgos que teme el sistema o no".

No obstante, González-Parámo defendió el sistema financiero español y recordó que España cuenta con bancos multinacionales y una banca mediana que está acometiendo una reestructuración. En relación con las cajas, recordó que su reto fundamental es captar capital en el mercado.

La reforma laboral se ha quedado "a medio camino"

También ha afirmado que la reforma laboral emprendida por el gobierno en mayo "se ha quedado a medio camino", ya que no incluyó ni los convenios colectivos ni las tablas salariales.

En declaraciones a la cadena COPE, González Páramo aseguró que ambos conceptos "son la madre del cordero" de la reforma y recordó además que el mercado de trabajo español es "uno de los más rígidos de Europa".

No obstante, reconoció que desde el mes de mayo la reacción del Gobierno ha sido "muy significativa" y adecuada, aunque matizó que, de haberse tomado antes algunas de estas medidas, las cosas habrían sido más fáciles después. Una vez decidido el rumbo, añadió, ahora lo que toca es "actuar, actuar y actuar".