Nuevas vías de negocio

Las hoteleras buscan ganar clientes entre los pasajeros de cruceros

El 38% de los que llegan en barco a un destino repite por tierra después.

La industria hotelera tiene en el tirón de los cruceros no solo un competidor sino que también puede ser un aliado, según Deloitte. La consultora, en su informe Hospitality 2015, apunta que un 38% de los pasajeros de cruceros de todo el mundo que visita un destino en barco repite posteriormente en unas vacaciones con alojamiento en tierra. Esta circunstancia ofrece para las cadenas hoteleras una fuente importante de potenciales clientes.

Las cifras de crecimiento del número de cruceristas en todo el mundo son muy altas en los últimos años. En España, en 2005 hubo unos 400.000 pasajeros mientras que en 2009 se ha acercado a 600.000.

"En los próximos años la industria espera incrementar una capacidad adicional de 61.800 camarotes. Si estos nuevos barcos es un indicador de crecimiento futuro, el sector crecerá en torno a un 25% anual, ganando 4,5 millones de pasajeros cada año hasta 2015", recoge Deloitte en el estudio presentado la semana pasada en Madrid por Alex Kyriakidis, máximo responsable de la firma en el área de turismo y alojamientos.

Kyriakidis advirtió que el perfil del pasajero de cruceros está cambiando. La edad media se va reduciendo y cada vez hay más familias multigeneracionales en los barcos, lo que constituye un público interesante para las cadenas hoteleras.

Esta expansión de la industria de los cruceros irá acompañada de la entrada en el mercado de nuevos puertos en mercados tanto maduros como emergentes. La industria hotelera y la de cruceros ya colaboran en muchas partes del mundo con la comercialización de paquetes land and sea. Los hoteles situados cerca de los puertos a menudo se asocian con las navieras para ofrecer a los viajeros aparcar sus vehículos en los establecimientos mientras dure el crucero o favoreciendo con tarifas descuento que se alojen el día previo al embarque.

Según las previsiones de Deloitte, las zonas de mayor crecimiento son Norteamérica, con 13,1 millones de pasajeros al año, Europa y Asia. El mercado norteamericano es "maduro" pero ofrece mucho potencial todavía habida cuenta del gran porcentaje de la población que aún no ha realizado ningún crucero en su vida, según el estudio de Deloitte.