Bolivia quiere impugnar el resultado

EE UU y la UE respaldan el texto de compromiso sobre el clima

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos expresaron hoy su apoyo al texto final de compromiso en el que se trabaja en Cancún y que aún debe ser adoptado por los más de 190 países que participan en la conferencia de la ONU sobre el cambio climático.

Estados Unidos expresó su satisfacción por ese texto final que contiene los posibles acuerdos para luchar contra las consecuencias del cambio climático y se mostró dispuesto a apoyarlo.

"No es perfecto, pero sí es una buena base para avanzar", dijo Todd Stern, enviado especial para Cambio Climático del presidente Barack Obama, en una sesión informal convocada por la presidencia mexicana de la cumbre, la canciller Patricia Espinosa.

La ministra de Exteriores mexicana presentó hoy, tras largas e intensas horas de negociaciones, dos textos de compromiso, uno basado sobre la continuación del Protocolo de Kyoto (1997) y el otro sobre cooperación a largo plazo (LCA, por su sigla en inglés), recogiendo el momento de la negociación.

Ese acuerdo firmado en la ciudad nipona de Kioto establece los objetivos obligatorios de reducción de emisiones a 37 países industrializados, entre ellos Japón, la Unión Europea (UE), Australia, Canadá o Rusia, entre otros, pero no a Estados Unidos, que nunca lo ratificó ni a China por ser una economía emergente.

Esos documentos, que han recibido de manera general el respaldo de las delegaciones con la excepción de Bolivia, pueden ser aún modificados o rechazados por las delegaciones.

Stern consideró que el proceso que ha conducido al texto de compromiso ha sido "genuinamente transparente e inclusivo" y se felicitó por que apunta a avances en financiación, transferencia de tecnologías, adaptación, y para la creación de un mecanismo contra la deforestación y la degradación forestal (REDD).

Además se felicitó porque en él se plasman, dentro de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (CMNUCC), metas de mitigación y en los mecanismos de medición, reporte y verificación (MRV).

Por su parte la comisaria europea de Acción por el Clima, la danesa Connie Hedegaard, sostuvo que los Veintisiete llegaron a la conferencia en busca de un "paquete equilibrado" de decisiones, algo que para ellos se había logrado en Cancún.

"El multilateralismo ha dado resultado", señaló Hedegaard, quien señaló que en el acuerdo de Copenhague (2009) quedaron plasmados los primeros pasos, que ahora se han complementado con "medidas sustanciales".

Entre los probables acuerdos que permiten los textos presentados por Espinosa, que fue aplaudida en varias ocasiones por el plenario, está el de crear un Fondo Verde Climático (GCF, por su sigla en inglés) dentro de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (CMNUCC) que contaría con un consejo con veinticuatro países miembro.

También reconoce la necesidad de "movilizar 100.000 millones de dólares por año a partir de 2020 para atender las necesidades de los países en desarrollo".

En relación con la transparencia, un asunto que interesaba particularmente a Estados Unidos, el texto de compromiso plantea que las acciones de mitigación con apoyo internacional sean sometidas a medición, reporte y verificación (MRV) de acuerdo con pautas establecidas por la Convención.

También podría adoptarse un sistema de Consultas y Análisis Internacional (ICA, por su sigla en inglés) "de manera no intrusiva, ni punitiva, y respetuosa de la soberanía nacional" que realizarán expertos.

Finalmente hoy puede ser aprobado un acuerdo que aplaza a un momento futuro la decisión sobre si habrá o no una segunda fase del Protocolo de Kioto y pide a los países subir su "nivel de ambición" en recortes.

Los compromisos de la primera fase del protocolo implicaban la reducción del 11-16% respecto a los niveles de 1990 para el período 2008-2012, mientras que ahora se propone que se suban a un porcentaje entre el 25-40% en 2020.

Bolivia dice que irá al Tribunal de La Haya

Bolivia anunció hoy que acudirá al Tribunal Internacional de La Haya para impugnar el resultado de la Cumbre del Cambio Climático de Cancún, por considerar que se violó el reglamento de Naciones Unidas en la aprobación de sus documentos finales.

"Vamos a recurrir a las instancias legales que correspondan en el marco de la Convención (del Cambio Climático) que claramente establece que en estos casos la Corte Internacional de Justicia es la instancia que se pronuncia", dijo a Efe el embajador boliviano ante la ONU, Pablo Solón.