Petróleo

El crudo Brent baja un 0,56% y se sitúa en 90,48 dólares

El barril de crudo Brent bajó hoy en el mercado de futuros de Londres pese a las previsiones favorables de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y a los datos de importación positivos de China.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en enero del 2011 acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 90,48 dólares, 0,51 dólares menos que al cierre del jueves, cuando se situó en 90,99 dólares.

El precio máximo negociado hoy fue de 91,57 dólares por barril y el mínimo de 89,86.

El Brent tendió al alza durante buena parte de la jornada, si bien finalmente cerró ligeramente a la baja.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó al alza sus previsiones sobre la demanda mundial de petróleo para este año, en parte por la ola de frío en el hemisferio norte, pero sobre todo para 2011, en un contexto de precios al alza.

En su informe mensual sobre el mercado petrolero, la AIE aumentó en 130.000 barriles diarios sus expectativas de consumo para este año, de forma que ahora espera una media de 87,4 millones de barriles diarios, lo que significa un incremento del 2,9% respecto a 2009.

La razón es la constatación de que en el tercer trimestre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) absorbieron más crudo de lo anticipado, sobre todo gasóleo, pero más todavía en los tres últimos meses del año.

Además, se ha constatado que en China las medidas de racionamiento eléctrico han conducido a la proliferación del uso de generadores autónomos, que funcionan con derivados del petróleo.

Los autores del estudio reconocieron que la ola de frío reciente en el hemisferio norte y las medidas de racionamiento eléctrico en China, de mantenerse, podrían generar más demanda a corto plazo e incrementar la tensión en los mercados.

Precisamente, también se supo hoy que en China la importación de petróleo aumentó el pasado noviembre un 26% respecto al mes anterior, por la mayor actividad de las refinerías que intentan hacer frente a una escasez de diesel.