Felicita las medidas destinadas a reducir el déficit público

Van Rompuy cree que Zapatero "ha cogido el toro por los cuernos" frente a la crisis

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, ha afirmado este viernes que el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha cogido el toro por los cuernos" con la adopción de medidas destinadas a reducir el déficit público, hacer frente a la crisis de deuda soberana y permitir el crecimiento de la economía española.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, junto con Herman Van Rompuy
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, junto con Herman Van Rompuy

Así lo ha asegurado al recoger el premio que le entregado en el Teatro de la Zarzuela el Foro Nueva Economía, en un acto que ha contado también con la presencia de Zapatero.

Por su parte, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha subrayado hoy que su compromiso con la consolidación fiscal y las reformas estructurales es "firme y definitivo" y ha recibido el aplauso del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy: "has cogido el toro por los cuernos".

Ambos se han reunido hoy en el Palacio de La Moncloa y después Zapatero ha entregado al presidente europeo el Premio Nueva Economía Fórum en un acto celebrado en el madrileño Teatro de La Zarzuela ante la presencia de numerosos empresarios y varios miembros del Ejecutivo.

Planeaban sobre ese foro las últimas turbulencias de los mercados y los ataques a las deudas soberanas, y pocas horas antes el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, había destacado en Madrid la importancia de que España profundizara en la reforma del mercado laboral y de las pensiones.

Zapatero, que ha presentado a España como un país "europeísta a las duras y a las maduras", ha dejado claro que no dudará en sus compromisos de reformas estructurales para incrementar la competitividad.

Ha aprovechado además la ocasión para recordar a las instituciones y a los socios europeos, con los que se reunirá la próxima semana en Bruselas, que el euro implica "una responsabilidad compartida de la que nadie puede abdicar": "lo que duele en Atenas daña a Amsterdam, y si Barcelona florece, Berlín prospera".