Se refuerzan las funciones de la CMT

Sebastián avanza que la portabilidad telefónica se gestionará en 24 horas

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, avanzó hoy que, de acuerdo con el anteproyecto de la Ley General de Telecomunicaciones, las portabilidades (cambio de operador conservando el número entre distintas compañías) deberán resolverse en 24 horas.

Los cambios de operador conservando el número en telecomunicaciones, las denominadas portabilidades, deberán hacerse en el plazo de un día laborable, de acuerdo con el anteproyecto de la Ley General de Telecomunicaciones aprobado hoy por el Gobierno.

Junto a esto, el anteproyecto contempla que el regulador, la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) pueda, en caso de fallo persistente de la competencia, obligar al operador con más poder de mercado (Telefónica) a efectuar una separación funcional entre su red y sus servicios minoristas.

Asimismo, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, subrayó hoy durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la norma va dar un "marco jurídico de estabilidad y seguridad para los inversores".

En un comunicado, Industria añade que este marco será "más adecuado para la realización de inversiones para el despliegue de redes de nueva generación", que permitirán ofrecer a los ciudadanos velocidades de acceso a Internet superiores a 100 megas por segundo.

Añade que la CMT, a la hora de imponer obligaciones y condiciones de acceso a las redes, deberá tener en cuenta el riesgo inversor de los operadores y que se promoverá un uso más eficaz y eficiente del espectro radioeléctrico. Para ello, se generalizarán los principios de neutralidad tecnológica y de servicios y se promoverá el mercado secundario del espectro, que supone la posibilidad de reventa de este recurso.

Sebastián apuntó que el desarrollo de las redes de nueva generación en España movilizará hasta 25.000 millones de euros de inversión en un sector, que factura 40.000 millones de euros anuales y da empleo directo a 80.000 personas.

Más información

Del lado del consumidor, junto a los plazos para los cambios de compañía, la ley exigirá dar más información sobre los precios de los servicios y las ofertas.

También aumentará la protección de los datos de carácter personal, por ejemplo, los que se obtienen de las etiquetas comerciales o códigos de barras y se cruzan con los de las tarjetas de crédito cuando los usuarios pagan en centros comerciales.

Asimismo, el ministro añadió que se regulará el uso comercial de las cookies (programas que registran datos de la navegación en Internet).

Por otra parte, se incluye a la Agencia de Protección de Datos como entidad reguladora en materia de garantía de los derechos de protección de datos de carácter personal.

En cuanto a la configuración y el funcionamiento de la CMT, además de esa capacidad de separar funciones de los operadores dominantes, el anteproyecto añade que se adaptará a lo que se apruebe en la Ley de Economía Sostenible y que participará en el Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE), encargado de lograr una aplicación más armonizada de la normativa comunitaria.

Se trata de una ley "con fuerte contenido económico de futuro" y que incide en los derechos de los usuarios, resumió Sebastián.

El anteproyecto de ley, que incorpora al ordenamiento jurídico interno las directivas europeas, pasará ahora por los diferentes órganos consultivos y su aprobación se podrá prolongar hasta marzo o abril del próximo año.