"La nueva caja permanece expuesta" al riesgo

Fitch degrada las cédulas hipotecarias y los bonos de cobertura de Caixanova

La agencia de calificación de riesgo crediticio Fitch degradó hoy la consideración de las cédulas hipotecarias y de los bonos de cobertura hipotecaria de Caixanova, que procedió a principios de este mes a una fusión con Caixa Galicia, informó hoy la citada firma en un comunicado.

Fitch Ratings rebajó a A- la calificación de riesgo de las cédulas hipotecarias frente a la consideración de AA que tenía anteriormente, precisa la nota.

Esta degradación es consecuencia de la rebaja de la calificación de incumplimiento de emisor (IDR, de sus siglas en inglés de Issuer Default Rating), apunta Fitch.

Precisa que la calificación de los bonos de cobertura también ha sido rebajada a BBB frente a A+ anteriormente.

Fitch ya degradó a principios de diciembre a BBB- la nota obtenida por Novacaixagalicia, entidad resultante de la fusión de Caixanova y Caixa Galicia, y advirtió de que la coyuntura del mercado español "puede aumentar la presión en la calidad de sus activos y en la modesta rentabilidad de las cajas".

En un comunicado, Fitch alertó hace una semana de la "débil" situación de la economía española y de la "tendencia a la baja" del sector inmobiliario y de la construcción, y subrayó que "la nueva caja permanece expuesta" a ese riesgo, ya que el 24% de sus préstamos proceden de hipotecas de ese tipo.