A fondo

La gran ofensiva de Google para ser más 'cool'

El navegador Chrome ha captado 120 millones de usuarios en todo el mundo.

Logo de Google
Logo de Google

Google ha lanzado en dos días (lunes y martes de esta semana) una auténtica ofensiva en numerosos negocios: sistemas operativos para PC, tiendas de aplicaciones, tiendas de libros electrónicos, nuevos teléfonos móviles... La actividad en los cuarteles generales del buscador ha sido frenética, con múltiples presentaciones con las que la compañía ha tratado de recuperar la iniciativa tecnológica. O mejor dicho, ser más cool, aunque no solo con la innovación, donde Google -o la ya bautizada como SuperGoogle- parece estar haciendo los deberes, sino también ante la comunidad financiera.

Aquí los datos no son tan positivos. Pese a haber rebotado un 34% desde su mínimo anual, marcado en julio, las acciones de Google todavía ceden en torno a un 5% con respecto al precio que tenían a principios de 2010. Por el contrario, Apple, antiguo socio y gran competidor del buscador en numerosos negocios, se ha revalorizado más de un 50% en ese periodo. Con esta evolución, la capitalización de Apple se ha ido a los 295.000 millones de dólares, mientras que Google se mueve en el entorno de los 187.000 millones. Una diferencia superior a 100.000 millones, cuando en 2008 y 2009, ambas empresas pugnaban por estar una delante de la otra en el ranking de compañías por capitalización bursátil.

En cualquier caso, la ofensiva de Google no va a dejar indiferente a la industria porque ha atacado el negocio central de algunos de sus rivales. Quizá el caso más destacado es la irrupción de su Chrome OS en los sistemas operativos para ordenadores, donde aspira a desplazar al Windows de Microsoft, auténtico dominador del negocio, con un 90% de cuota de mercado. Google, que ha dicho que su Chrome OS va a estar dirigido hacia las aplicaciones web y los servicios de cloud computing, ha contado con el apoyo de Samsung y Acer, que van a incorporar Chrome OS a algunos equipos ya a principios de 2011.

GOOGLE 1.520,74 0,40%

La cuestión que se plantea es clara, ¿podrá Google romper el status quo actual? No es fácil hacer previsiones pero muchas empresas ya han pedido probarlo (America Airlines, Kraft y LogiTech, por ejemplo) y en otras áreas complicadas Google sí ha logrado hacerse sitio. Por ejemplo, en los navegadores online, donde Microsoft era líder con su Explorer (por delante de Firefox y del Safari de Apple), su Chrome ha logrado captar el 9% del mercado, según la consultora Net Applications, y más de 120 millones de usuarios en el mundo. Pero, en los sistemas operativos móviles, su pisada ha sido aún más fuerte, y la prueba es que su Android se incorporó al 25,5% de los smartphones que se vendieron en el mundo en el tercer trimestre, una cifra solo superada por Nokia, y alcanzada a costa de todos sus rivales.

Google, además, ya ha despejado una duda que había en el mercado sobre cómo pensaba posicionar los dos sistemas operativos que impulsa, Android y Chrome OS. Los responsables del buscador han señalado que Chrome OS se destinará a dispositivos con teclado, básicamente portátiles clásicos y netbooks. Mientras, el Android se dirigirá hacia los tablets, donde su presencia eclosionará en 2011 dado el gran número de dispositivos anunciados con este sistema (se unirán al Galaxy Tab de Samsung, que ya lo incorpora), y se mantendrá como la apuesta clara para el smartphone.

Precisamente, otro de los movimientos anunciados se ha centrado en el móvil, con el lanzamiento del nuevo Nexus S, un smartphone promovido por Google y fabricado por Samsung, segundo fabricante mundial de móviles y que parece estar acompañando al buscador en muchas aventuras. Esta vez el Nexus S no será vendido por Google a través de su web como hizo con poco éxito con el Nexus One. El terminal va a estrenar Gingerbread, la última versión de Android, sistema operativo que incorporan cada día más de 200.000 móviles y, además, soportará nuevas tecnologías como los chips NFC, que permitirá el pago desde el móvil.

En esta consagración del Android, con el que está presionando a rivales como Nokia, Microsoft, RIM y Apple, Google también ha presentado estos días Honeycomb, la versión Android adaptada para los tablets.

Librería online

En esta semana, la compañía también ha lanzado su tienda de libros electrónicos Google eBooks Store, con un catálogo inicial de 300.000 obras con derechos de autor y otros tres millones de títulos de dominio público. La empresa tiene como rivales en esta actividad a Amazon, Barnes & Noble, Apple y Sony.

Google defendió que su tienda es abierta y que permite acceder a los libros desde cualquier dispositivo (PC, móvil, tablet o e-reader), salvo el Kindle de Amazon. También destacó, quizá en un intento de mejorar las relaciones con las editoriales, que ha dado libertad a éstas a fijar el precio de los libros y la opción de aplicarles o no sistemas de protección anticopia.

Asimismo, la compañía ha lanzado Chrome Web Store, una tienda de aplicaciones para Chrome. La plataforma, disponible por ahora solo en EE UU, está abierta a todos los desarrolladores, y en ella se encontrarán juegos, aplicaciones para ver noticias de diferentes medios, herramientas de trabajo, soluciones educativas... Todo al más estilo AppStore de Apple.

La ofensiva ha sido apabullante. Ahora habrá que ver los resultados reales para su negocio, algo de lo que estarán muy pendientes los inversores, y la respuesta de sus rivales, que no se van a quedar quietos.