La constructora y la familia catalana compartieron capital en Eiffage

Los Llorens Torné entrarán en Sacyr con el 0,5% a través de la ampliación

Sacyr va a tener a dos nuevos constructores en su accionariado tras la ampliación de capital que ejecutará a lo largo de este mes de diciembre. Además del conocido desembarco del propietario de Altec, José Moreno, está previsto el de la familia catalana Llorens Torné, propietaria de firmas como Catalana de Obras y Servicios, EPSA Internacional, y accionista de Ibersuizas. Su compromiso de compra alcanza 2,2 millones de nuevos títulos por 10 millones.

Sacyr y su entorno han guardado el máximo secreto acerca de la identidad del tercer inversor, no accionista de la compañía, que ha acordado su entrada en el grupo de construcción y servicios aprovechando la inminente ampliación de capital. Pero a la vista de los mínimos datos que se ofrecen en la documentación de esa operación, junto al propietario de Altec, José Moreno, y a la entidad murciana Grupo Fuertes, acudirá Nor Inver. Una sociedad anónima con escasas referencias en el mundo empresarial, pero con importantes apellidos en su capital.

Detrás de Nor Inver figura la importante familia de la burguesía catalana Llorens Torné, dueña de constructoras de obra civil como Catalana de Obras y Servicios o EPSA Internacional. En 2005 los Llorens Torné ya sonaron por su inversión en Ibersuizas, donde desembolsaron unos 57 millones y alcanzaron hasta el 8,8%. Una posición que daba participación indirecta en la sociedad B-1998, primera partícipe de FCC, hasta que el paquete fue comprado por Esther Koplowitz.

Se da la circunstancia de que Ibersuizas fue fundada, entre otros, por Juan Abelló. æpermil;ste es uno de los accionistas de referencia de Sacyr, donde los Llorens han pactado su desembarco.

SACYR 2,39 2,05%

10 millones en juego

La sociedad familiar Nor Inver ha firmado un acuerdo con la constructora que preside Luis del Rivero para acudir a la ampliación de capital, valorada en 401 millones de euros. Los Llorens comprarán hasta 2,22 millones de nuevas acciones por un importe en efectivo de 10 millones, al precio de 4,5 euros por título marcado en la operación. Una vez puesto en circulación el nuevo papel, el paquete equivaldrá al 0,56% del capital.

æpermil;sta no es la primera vez que Sacyr y estos inversores catalanes cruzan sus caminos. En 2007 ambas eran accionistas de la constructora francesa Eiffage. Por entonces, Sacyr contaba con el 33% de la gala y trataba de colocar cinco consejeros. Un movimiento que fue bloqueado por las acusaciones vertidas desde Eiffage de concertación entre Sacyr y 88 accionistas españoles para comprar títulos y hacerse con el control. La hipotética concertación no fue demostrada.

Entre esos accionistas de Eiffage, a los que se privó del voto, estaba la familia Llorens, con un 0,5% de la constructora gala a través de EPSA. Además, Sacyr y EPSA han compartido obras como la de la variante de Barbastro, en la autovía A-22 entre Huesca y Lérida.

El otro constructor con la puerta abierta en Sacyr Vallehermoso es José Moreno Carretero, que utiliza la sociedad Beta Asociados. Se trata del dueño de Altec, quien se hará con un paquete de hasta 15,5 millones de nuevas acciones por 70 millones de euros.

Roverato ficha a su delfín en Eiffage

Pierre Berger, responsable de la unidad de grandes proyectos del mayor grupo francés de construcción, Vinci, ha sido designado sucesor de Jean-François Roverato al frente de la rival Eiffage.

Esta última, tercera constructora del país vecino, informó ayer del fichaje. Berger, nacido en 1968, entrará en su nueva empresa en enero como director general adjunto y tomará el relevo definitivo al frente de la compañía el 1 de julio.

Roverato, actual presidente y consejero delegado de 66 años, ha conducido Eiffage desde 1987. De los últimos años se recuerda el duro enfrentamiento con Sacyr, que pasó de ser primer accionista con el 33% a vender sus títulos ante la imposibilidad de entrar en el consejo.