Establecerán protocolos para proteger la confidencialidad

La Unión Europea alentará y protegerá los chivatazos en el sector financiero

Bruselas quiere trasladar al sector financiero el sistema de chivatazos que tan buen resultado ha dado en la política de competencia. La Comisión Europea cree que las denuncias de empleados de los propios bancos, aseguradoras o firmas de inversión, facilitarían a los supervisores el descubrimiento y erradicación de políticas temerarias o de flagrantes delitos.

La UE alentará y protegerá los chivatazos en el sector financiero
La UE alentará y protegerá los chivatazos en el sector financiero

Para lograr esa información, el departamento de Mercado Interior, dirigido por el comisario Michael Barnier, plantea hoy en una Comunicación que las autoridades financieras (en banca, seguros y mercados bursátiles) establezcan protocolos que permitan a los empleados del sector presentar denuncias con garantías de confidencialidad.

La propuesta comunitaria considera que, además de la protección, se debe ofrecer a los denunciantes un programa de clemencia en el caso de que hayan participado, colaborado o consentido alguna de las supuestas violaciones de la normativa.

Esos programas de clemencia han permitido a la Comisión aumentar significativamente el número de investigaciones de casos de carteles empresariales y batir cada año records en las sanciones impuestas por esa conducta. Las autoridades nacionales, incluidas las españolas, han replicado a nivel nacional ese modelo, y la Comisión cree que ahora deben reproducirse en el sector financiero.

La clemencia adquirirá especial importancia cuando se endurezcan las sanciones tanto a las entidades financieras como a los ejecutivos implicados. En la misma Comunicación, Barnier propone un endurecimiento de esas sanciones económicas, para elevarlas en los países más benévolos, como Alemania, y para que en todos los países se incluyan penas de cárcel para los casos más graves.