Prevé inversiones por 1.958 millones hasta 2014

Sacyr pedirá a la banca un año de extensión del crédito por Repsol

Sacyr quiere aplazar al máximo el momento de refinanciar el préstamo de 4.987 millones que mantiene por su participación del 20,01% en Repsol. En las próximas semanas abrirá contactos con sus acreedores para extender el vencimiento un año más, hasta diciembre de 2012. Una posibilidad recogida en el contrato de financiación, pero sobre la que no tiene garantías.

Luis del Rivero, expresidente de Sacyr
Luis del Rivero, expresidente de Sacyr

La refinanciación de la deuda por Repsol puede esperar. Al menos eso piensa, o más bien desea, Sacyr Vallehermoso. El grupo de construcción que preside Luis del Rivero mantiene su mayor crédito, firmado en 2006 por 5.175 millones, con un saldo vivo de 4.987 millones. El vencimiento llega en diciembre del próximo año y la empresa se va a sentar próximamente con sus acreedores para extender en 12 meses la fecha de caducidad, hasta finales de 2012.

Se trata de una concesión contemplada en el acuerdo sellado hace cuatro años con el consorcio de 48 bancos, liderados por Santander, Caja Madrid, Calyon y Citi. Pero Sacyr no tiene garantías de que éstos acepten. En todo caso, los esfuerzos de la compañía para agradar a sus acreedores han sido notables.

Estando, como está, al corriente del pago de intereses, Sacyr llegó a sacrificar en 2009 el pago de dividendos para reforzar los recursos propios pese a haber cerrado el ejercicio con beneficio. Además, dedica los dividendos procedentes de Repsol al pago de los intereses de esa deuda, ha amortizado 188 millones, y tiene pignorada la participación del 20,01% en la petrolera, además de las acciones de la patrimonialista Testa y de Vallehermoso. Eso permite que el grupo mantenga un ratio de cobertura (value to loan) de la deuda del 150%. Muy por encima del 115% que exigen los acreedores.

SACYR 2,60 -1,21%

Se trata de una información incluida en el folleto registrado ayer ante la CNMV en el que argumenta la ampliación de capital por la que pretende captar 401 millones antes de que acabe el año.

Factor de riesgo

Sacyr afirma en el documento que su apuesta por Repsol es a largo plazo, pero también indica que el fracaso en una futura refinanciación del crédito derivaría en "la venta de las acciones bien en el mercado bursátil, con colocaciones privadas parciales o en una colocación global".

Otra píldora de actualidad sobre Sacyr, conocida a través de las 345 páginas del folleto, es que prevé inversiones entre 2011 y el cierre de 2014 por 1.958 millones. Una cifra que prácticamente se irá a potenciar el área de concesiones y que debería financiarse principalmente con deuda sin recurso a la matriz.

En el capítulo correspondiente al negocio constructor, la firma calcula que las restricciones presupuestarias de Fomento la han afectado directamente con el aplazamiento de anualidades de 2010 y 2011 por 147 millones, que la empresa no cobrará hasta 2012, 2013 y 2014. Por otro lado, ha visto paralizado el proyecto de un tramo de la autovía A-32, entre Linares y Albacete. La adjudicación ascendía a 64 millones.

Fuertes compromete 88 millones en la ampliación

Uno de los nuevos socios tras la ampliación de capital de Sacyr, según quedó ayer confirmado, podría ser la entidad murciana Grupo Fuertes. Con negocios con la constructora, como es el de la adjudicación del nuevo aeropuerto de Murcia, la empresa propietaria de la firma alimenticia ElPozo ha comprometido hasta 88 millones de euros en la recapitalización de Sacyr.

Ese montante equivale a 19,7 millones de nuevas acciones o el 5% del capital de Sacyr una vez cerrada la ampliación.

Otro nuevo compañero de viaje de Luis del Rivero, Juan Abelló, la familia Loureda y compañía, podría ser el empresario José Moreno Carretero, propietario de la constructora Altec. Su compromiso asciende a 70 millones de euros o 15,5 millones de acciones que pesarán el 3,95% del capital de Sacyr.

En todo caso, la entrada de estos nuevos inversores, al igual que la de Nor Inver, sobre la que no se ofrece dato alguno en el folleto y habría firmado compromisos sobre 2,2 millones de nuevos títulos, está supeditada al grado de aceptación que la operación logre entre los actuales accionistas (minoritarios incluidos).

Sacyr abrirá el periodo de suscripción preferente el 10 de diciembre y lo cerrará el 24 de este mes. Tras sucesivas rondas, la intención de la empresa es tener el resultado final el 3 de enero y hacer cotizar el nuevo papel el 5 de enero.

La constructora argumenta ante la CNMV que utilizará parte de los 401 millones que pretende captar a apoyar su negocio de concesiones, cubrir las inversiones previstas en sus contratos de servicios y proveer de fondos adicionales al crecimiento orgánico de las divisiones operativas de la empresa. Lo que no desglosa es el importe que dedicará a cada uno de esos capítulos.

La ampliación

401 millones es lo que pretende captar Sacyr ampliando capital por un 29%.

4,5 euros por título es el precio de la operación, incluida la prima de 3,5.

232 millones de euros han sido asegurados por los actuales accionistas. 168 millones se dejan a nuevos inversores.