Un 57,6% más

El Fogasa destinó 1.169 millones al pago de prestaciones hasta noviembre

El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), organismo encargado de pagar los salarios e indemnizaciones a los trabajadores cuyas empresas están en quiebra o concurso de acreedores, abonó en prestaciones 1.168,8 millones de euros en los once primeros meses del año, lo que supone un incremento del 57,6% respecto a los pagos realizados en el mismo periodo de 2009, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Del total abonado hasta noviembre, 915 millones correspondieron al pago de prestaciones por insolvencia y 253,8 millones al pago de prestaciones por regulación, con crecimientos del 66,4% y del 33%, respectivamente, sobre igual periodo de 2009.

Las prestaciones por insolvencia incluyen el importe de las indemnizaciones y salarios pendientes de pago motivados por declaración de insolvencia en los Juzgados de lo Social, suspensión de pagos, quiebra, concurso de acreedores y fuerza mayor, así como los salarios de tramitación acordados por la jurisdicción competente.

Por su parte, las prestaciones por regulación recogen, únicamente, las indemnizaciones correspondientes al 40% de la indemnización legal que corresponde a los trabajadores de empresas de menos de 25 trabajadores en los casos de despido colectivo y despido por causas objetivas derivadas de la necesidad de amortizar puestos de trabajo.

Entre enero y noviembre, los expedientes resueltos por el Fogasa afectaron a 88.371 empresas, un 39% más que en igual periodo de 2009, y a 212.260 trabajadores, un 35,9% más.

Comunidad Valenciana y Madrid concentraron buena parte de los pagos realizados por el Fogasa durante los once primeros meses del año. Así, en Comunidad Valenciana el desembolso fue de 246,8 millones de euros, mientras en Madrid se abonaron 112,5 millones en prestaciones.

Por detrás figuran País Vasco (98,9 millones), Galicia (47,8 millones), Murcia (27,9 millones), Navarra (19,7 millones), Extremadura (14,7 millones) y La Rioja (9,8 millones).