Comportamiento volátil y sin tendencia clara

Caja Madrid Bolsa ve "complicado" que la prima de riesgo se reduzca "drásticamente" a corto plazo

Caja Madrid Bolsa considera "complicado" que a corto plazo se reduzca la prima de riesgo "drásticamente", por lo que, a su juicio, en la primera parte del año el mercado aún registrará un comportamiento "volátil, sin una tendencia clara y con una preferencia por el bajo riesgo".

La prima de riesgo es entendida como la mayor rentabilidad que los inversores exigen a la bolsa frente a los bonos públicos a largo plazo y se mueve alrededor del 6%, frente a una media histórica de 4%.

Los expertos consideran que a medida que se confirme una cierta recuperación económica y que se despejen algunos factores de riesgo, el mercado podrá ir recuperándose en el segundo semestre del ejercicio. En este sentido, inciden en que la clave de la evolución de los mercados, tanto en España como en el resto de Europa, será el comportamiento que registre esta prima de riesgo.

Con este escenario, Caja Madrid Bolsa recomienda mantener un núcleo de cartera "estable" formado por valores con buena visibilidad en resultados, "estructuras financieras sólidas" y con capacidad de gestión de sus negocios, lo que supone una baja exposición a regulaciones.

Por sectores, las apuestas de los analistas de Caja Madrid Bolsa para comenzar el año son telecomunicaciones, petróleo y construcción. En telecomunicaciones recomiendan la nórdica Telenor, la holandesa KPN y la española Telefónica.

En energía, la entidad financiera apuesta por Total y por Repsol YPF, mientras que en construcción apuestan por OHL y Ferrovial, ambas incluidas en el Ibex 35, y por Saint Gobain. En lo referente a valores más pequeños, incluyen en su lista a Jazztel, Viscofan y BME.

Para el resto de los sectores, la entidad aconseja inversiones "oportunistas" en momentos de bajadas importantes en los mercados, con el objetivo de rentabilidad a corto plazo.

Revalorización del 30%

En cuanto al Ibex, los expertos estiman que los bajos precios de muchos valores permitirían una revalorización de alrededor del 30% en el Ibex 35 y del Euro Stoxx 50, para colocar estos indicadores en 12.500 y 3.500 puntos, respectivamente.

El nivel contemplado por los analistas de Caja Madrid Bolsa para el selectivo el próximo año se acerca más a la cota a la que despidió el año 2009, cuando cerró en 11.940 puntos, y lejos de los niveles actuales, ya que el Ibex se sitúa por debajo de los 10.000 puntos. En caso de que el selectivo cerrase 2010 en este nivel, registraría un descenso anual del 16%.

Sin embargo, los analistas de Caja Madrid Bolsa advierten de que suss cálculos se han realizado atendiendo a la valoración teórica del mercado y utilizando la prima de riesgo media de los últimos 10 años.

En el contexto actual, estos expertos no prevén que se pueda materializar fácilmente el potencial de revalorización estimado del 30% durante la primera parte del año y subrayan que el hecho de que lo consiga en la segunda parte del año dependerá de cómo se resuelvan los retos que tiene actualmente el mercado.