El Miramar y La Florida, de cinco estrellas, pertenecen al fondo Apolo

El fondo Continental y Gaspart ultiman la compra de dos hoteles en Barcelona

El inversor libanés Boutros El-Khoury, propietario del fondo Continental Property Investment, y la familia Gaspart ultiman la compra de los emblemáticos hoteles de Barcelona La Florida y Miramar, ambos de cinco estrellas y situados en la parte alta de la Ciudad Condal.

El fondo Continental y Gaspart ultiman la compra de dos hoteles en Barcelona
El fondo Continental y Gaspart ultiman la compra de dos hoteles en Barcelona

No es la primera vez que el inversor libanés Boutros El-Khoury y la familia Gaspart son socios pues en primavera CPI materializó la compra a Metrovacesa del denominado triángulo de Princesa, en Madrid, por 122 millones, que incluye dos hoteles anexos en el centro de capital explotados en régimen de alquiler por Husa, la hotelera propiedad de Joan Gaspart. La venta del triángulo de Princesa a Continental Property Investment ha sido una de las mayores operaciones en el segmento hotelero en los últimos años en España.

La Florida y Miramar son dos establecimientos señeros de Barcelona, adquiridos entre 2005 y 2007 por unos 100 millones de euros por el fondo estadounidense Apolo con financiación del Areal Bank alemán. La crisis económica y la entrada en funcionamiento de un gran número de hoteles en los últimos años en Barcelona -entre ellos el Mandarín Oriental y el W de Starwood, ambos de cinco estrellas- habían complicado la cuenta d resultados de los establecimientos. El fondo Apolo Investment y Areal Bank llevaban meses buscando una venta de ambos activos, pero las ofertas que habían llegado no satisfacían las pretensiones del propietario.

Exposición universal

El Hotel Miramar se construyó originariamente para la Exposición Universal de 1929 que se celebró en Barcelona. Entre 1959 y 1983 el edificio fue sede de los estudios de TVE en Cataluña, que se trasladaron posteriormente a San Cugat. El Miramar fue restaurado en 2006 por el arquitecto catalán âscar Tusquets.

Boutros El-Khoury es el inversor más activo actualmente en España en la compra de hoteles, pues ha cerrado la adquisición del triángulo de Princesa y se le atribuye interés en el Hotel Palacio de Congresos de Valencia, ahora cerrado tras un conflicto entre el operador anterior (la cadena estadounidense Hilton) y la propiedad. Para Husa y la familia Gaspart la materialización de esta operación supone hacerse con dos iconos de la industria hotelera de Barcelona.

Según figura en la página web del Ayuntamiento de Barcelona, en la comisión de Hacienda del pasado 2 de diciembre se autorizó a que las sociedades Global Egesta y Uptrax Invest compraran al 50% el Hotel Miramar, decisión que tendrá que ser aprobada en un pleno del consistorio que se ha de celebrar en los próximos días. El ayuntamiento debe dar el visto bueno porque posee una participación minoritaria en el Miramar y es propietario de los terrenos donde se asienta el hotel. Según ha podido saber este periódico, el interés de Boutros El-Khoury y los Gaspart abarca no solo al Miramar sino también a La Florida, habida cuenta del deseo de Apolo de desprenderse de ambos activos por la imposibilidad de obtener la rentabilidad esperada desde que los compró.

En el Registro Mercantil consta que Global Egesta es una sociedad limitada, domiciliada en Madrid, cuyo único accionista al 100% es el fondo En Sof Property Fund I BV y cuyo administrador único es Boutros El-Khoury. Este diario ha tratado en los últimos días de recabar la opinión de este inversor pero ha sido imposible.

Por otro lado, Uptrax Invest es también una sociedad limitada, en este caso domiciliada en Barcelona. En Uptrax participan tanto Boutros El-Khoury como la familia Gaspart.

No ha sido posible obtener una cifra aproximada de la inversión que realizan los dos vehículos de inversión -Global Egesta y Uptrax Invest- en esta operación, aunque todo apunta a que se trata de una cantidad muy inferior a los 100 millones que pagó hace cinco años el fondo Apolo Investment por los dos hoteles. Las situación del mercado inmobiliario actualmente no es la de hace un lustro y los precios han experimentado un ajuste importante en toda España.