en julio de 2000

Continental, condenada por el accidente del Concorde

Un fallo de mantenimiento de un avión de Continental Airlines, del que cayó una lámina, fue el responsable en julio de 2000 del fatal accidente del Concorde en París, según el dictamen de la justicia, que condenó ayer por ello a la aerolínea estadounidense y a uno de sus mecánicos.

El tribunal condena a Continental Airlines a una multa de 200.000 euros. También tendrá que indemnizar a Air France, propietario del avión siniestrado, con un millón de euros (la aerolínea francesa había solicitado 15 millones) por el perjuicio moral y el daño que el accidente causó a su imagen. Continental Airlines recurrirá el veredicto.