Conflicto en el espacio aéreo

Las aerolíneas dan entre 7 y 30 días para aceptar las quejas

Las aerolíneas dan entre 7 y 30 días a los afectados por el paro salvaje de los controladores para reclamar un cambio de vuelo o el reembolso de sus billetes. Cada compañía sigue una política diferente.

Los derechos de los pasajeros en el caso de las cancelaciones de vuelos están claros. La normativa europea establece que los usuarios podrán cambiar los billetes de los vuelos anulados para otra fecha sin penalización alguna o solicitar el reembolso de lo que les haya costado. Además, las aerolíneas deben ofrecer alojamiento y manutención a los afectados que hayan optado por un vuelo en fecha alternativa hasta su salida.

Sin embargo, la manera de poder hacer efectivos estos derechos tras el paro salvaje de los controladores varía mucho de una compañía a otra. La que ofrece más información es Iberia, que asegura "la máxima flexibilidad y disponibilidad" para cambiar los billetes o reembolsar su importe para todos los vuelos afectados desde el pasado viernes y hasta ayer. Los trámites se puede hacer por internet, teléfono o a través de agencias de viajes

Vuelos especiales

Para tratar de atender mejor a los afectados, la compañía ha reforzado su plantilla en un 30%, programó ayer un vuelo extra a La Habana y operó con aviones más grandes de lo habitual en las rutas con más demanda, como Palma, Londres, Tel Aviv, Tenerife, Múnich o Lisboa.

Spanair, por su parte, da de plazo hasta el día 14 para volar en una fecha alternativa y concede entre 15 y 30 días (dependiendo de si el vuelo es nacional o internacional) a los afectados que quieran reclamar que se les devuelva el dinero.

La política de Vueling es más estricta: los usuarios con vuelos cancelados solo tienen siete días para decidir si quieren el dinero o volar en otra fecha. En este caso, el día tope para volar es hoy.

Air Europa solo ofrece alternativas a los afectados del viernes y el sábado. Hay 15 días (a contar desde el 4 de diciembre) para solicitar el reembolso y posibilidad de volar en otra fecha hasta el 15 de diciembre.

La compañía de bajo coste Ryanair, por su parte, solo ofrece información en inglés en su web: se puede cambiar la fecha para volar solo hasta mañana. El dinero se devolverá en 14 días.

El caso de Easyjet, la otra gran low cost, es el más peculiar. Ayer, las únicas incidencias que recogía eran por mal tiempo en Europa.

Facua denuncia desamparo

La organización en defensa de los consumidores Facua-Consumidores en Acción denunció ayer el desamparo en el que el Gobierno ha dejado a los pasajeros afectados por el paro de los controladores. "Si bien la actuación del Gobierno nos pareció correcta en cuanto a la respuesta al chantaje de los controladores ..., su papel en el ámbito de la protección a los consumidores está dejando muchísimo que desear, mejor dicho, está siendo prácticamente nulo", apuntó su portavoz, Rubén Sánchez, informa Europa Press.

La asociación echa en falta, por ejemplo, que la ministra Leire Pajín (responsable del área de consumo) aún no haya comparecido públicamente para "recordarle a las aerolíneas" que tienen una serie de normas que cumplir y para impulsar que los pasajeros reivindiquen y defiendan sus derechos.

Una de las quejas más generalizadas de los usuarios ha sido la falta de información y el caos en los aeropuertos. Los afectados pueden reclamar a AENA a través de su web. Cualquier reclamación es compatible con otras acciones, judiciales o administrativas.