Enfriar el boom crediticio

Brasil endurece las reservas de la banca para limitar el crédito

Brasil incrementó el pasado viernes los requisitos de reservas que deben cumplir los bancos para enfriar el boom crediticio que experimenta y que alimenta la inflación conforme su economía crece al mayor ritmo en tres décadas. El país sudamericano es el principal mercado por beneficio del Grupo Santander.

Para limitar los fondos disponibles para prestar, el Banco Central de Brasil ha incrementado los requisitos sobre depósitos a plazo del 15% al 20% y la exigencia para las imposiciones a la vista del 8% al 12%. "Esta medida, que tiene una naturaleza macroeconómica y preventiva, reduce la liquidez en los mercados y la aparición de procesos insostenibles, el desarrollo de burbujas crediticias y la asunción de riesgos que podrían resultar nocivos para la economía", explicó Henrique Meirelles, gobernador del banco central.

La medida detraerá unos 26.800 millones de euros del sistema bancario, es decir, un 6% del saldo crediticio vivo (excluidos los créditos gubernamentales subsidiados). Así se ralentiza la financiación al consumo en una economía que crecerá un 7% este año.