Medios de pago

El gasto con tarjeta ralentiza su crecimiento a septiembre y gana terreno el pago fin de mes

El gasto con tarjeta modera su recuperación conforme avanza el año.

Si en el primer trimestre crecía a tasas interanuales del 6,34%, en el segundo subía al 4,78% y, al acabar el tercero, repuntaba un 3,14%, según muestran los datos recién divulgados por el Banco de España. La ralentización se debe a un efecto estadístico (el primer semestre de 2009 resultó nefasto, con caídas del consumo que se revertieron en la segunda mitad del año) y a la propensión al ahorro de los ciudadanos.

Entre tanto, el hábito a tirar de tarjeta a la hora de hacer compras sigue ganando terreno. Entre julio y septiembre, las operaciones aumentaron un 5,45%. Los trimestres anteriores subían a tasas del 6,36% y del 6,34%, respectivamente. Al repuntar más rápido las transacciones que los importes desembolsados, disminuye el valor medio de cada compra. Actualmente se sitúa en 44,63 euros.

El parque de tarjetas decrece un 2,1%, hasta 73,13 millones de unidades, por el descenso del débito (-4,67%). Los productos de crédito permanecen estables por la propensión de la banca a entregar solo una tarjeta de pago fin de mes a sus clientes con nómina domiciliada en lugar de un plástico de cada tipo.

Los cajeros instalados bajan un 2,34%, hasta 59.884 unidades, por el cierre de oficinas derivado de las fusiones.