Crisis en la Unión Monetaria

Buena acogida de la subasta de bonos

Una de las claves de la reducción de la prima de riesgo española en la sesión de ayer fue la buena acogida de la subasta de bonos a tres años celebrada por la mañana. El Tesoro colocaba entre 1.750 y 2.750 millones de euros en bonos a tres años, en un contexto de mercado complicado. Y, aunque los tipos de interés subieron con fuerza, la demanda fue elevada. Además, según fuentes del mercado, más del 60% de los inversores fueron extranjeros, una cifra superior a lo habitual

Al final, España vendió 2.468 millones de bonos a tres años. La rentabilidad media fue del 3,717%, 1,2 puntos porcentuales más que en la subasta de octubre, pero algo por debajo del tipo de interés al que cotizaba la deuda a este plazo en el mercado secundario. La demanda fue de 5.600 millones de euros, 2,27 veces superior a la oferta. "El precio es más alto, pero sigue habiendo mucha demanda e interés", explicaban ayer desde el Tesoro. "Estamos dentro de lo que se puede hacer en el contexto actual".

El Tesoro, en cualquier caso, ante el mal momento del mercado, ha reducido el tamaño de las subastas de deuda de aquí a fin de año, dado que ya están cubiertas las necesidades de financiación hasta fin de año. Además, gracias al plan de medidas anunciado el miércoles por el Gobierno, el Tesoro necesitará emitir el próximo año un volumen de deuda de entre 30.000 y 31.000 millones de euros, por debajo de los 45.000 millones previstos con anterioridad, según declaró ayer la ministra Elena Salgado en una entrevista con el diario Financial Times.

Apuesta de JP Morgan

La entidad aconseja a sus clientes reducir posiciones cortas en deuda periférica, según Bloomberg. JP Morgan, ya antes de la reunión del BCE, anticipaba que, sin una intervención oficial, la institución puede dar soporte a los bonos de los países más atacados.