El grupo obtiene las últimas autorizaciones para operar

Los políticos controlarán por completo el SIP de Caja Madrid

La fusión liderada por Caja Madrid estará controlada por políticos. 13 de los 22 consejeros designados ayer para la sociedad central de la fusión son políticos de carrera o están muy vinculados a algún partido, fundamentalmente al PP. El grupo obtuvo ayer los últimos permisos para empezar a operar.

Los políticos controlarán por completo el SIP de Caja Madrid
Los políticos controlarán por completo el SIP de Caja Madrid

El que será el primer grupo de cajas de ahorros español vivió ayer una jornada de actividad frenética. Con la fecha límite del 31 diciembre en la mente de todos, Caja Madrid y sus socios (Bancaja y las cajas de Ávila, Segovia, Rioja, Insular de Canarias y Laietana) apuraron los últimos pasos para empezar a funcionar como una sola entidad el próximo 3 de enero.

Por una parte, los gobiernos regionales de Madrid y Castilla y León emitieron su plácet para que siga adelante la operación. Estos permisos se suman al de la Generalitat de Cataluña, que autorizó la integración de Caixa Laietana el 16 de noviembre. También la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha dado luz verde al proyecto.

Además de superar estos trámites, las siete entidades cajas designaron ayer los 22 consejeros de la sociedad central del grupo. El órgano de gobierno del banco, al que han cedido la práctica totalidad de competencias, se reunirá hoy por primera vez.

La entidad madrileña ha elegido como consejeros a su presidente, Rodrigo Rato, y a sus tres vicepresidentes, José Manuel Fernández Norniella (PP), Virgilio Zapatero (PSOE) y José Antonio Moral Santín (IU). Además, ha designado a sus consejeros Pedro Bedia Pérez, de CC OO; Jorge Gómez, del PSOE, y Mercedes de la Merced, Ricardo Romero de Tejada y Mercedes Rojo, los tres del PP; Javier López, empresario, y Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña y próximo a Esperanza Aguirre.

Bancaja ha nombrado a su presidente, José Luis Olivas, y otros cuatro consejeros de la caja: Antonio Tirado, Rafael Ferrando, Ángel Villanueva (todos cercanos al PP) y Remigio Pellicer (a propuesta del PSOE), junto al secretario de la comisión de control José Rafael García Fuster.

También entrarán en el consejo los presidentes de Insular, Juan Manuel Suárez del Toro (presidente de Cruz Roja Internacional) y el de Caja Ávila, Agustín González, (ligado al PP), con lo que 13 de los 22 consejeros tienen perfil político.

Por otra parte, la Comunidad de Madrid ya tiene lista la ley autonómica que recoge los cambios en la regulación nacional de cajas. Esta administración se reserva el derecho de autorizar la conversión de la caja en una fundación.

De Guindos, consejero de Mare Nostrum

El grupo Mare Nostrum (Cajamurcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra) ha fichado al ex secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, para formar parte del consejo de administración del banco central del SIP. También lo harán Josep Manuel Basáñez (ex consejero de Economía de Cataluña) y Miguel Ángel Cabello (ex director general de Unicaja). Además, Cajamurcia ha ganado peso en el grupo, y ya tiene un 41%.