Se reduce la tensión

La prima de riesgo de España se modera hasta los 226 puntos básicos

La prima de riesgo de la deuda soberana española ha continuado hoy moderándose al situarse en 226 puntos básicos, frente a los 255 con los que despidió la sesión de ayer, tras conocerse que el Tesoro ha colocado 2.468 millones de euros en bonos a tres años y que el BCE podría estar comprando deuda irlandesa y portuguesa.

El riesgo país de España continúa moderándose. Tras unas jornadas en las que el diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo ha llegado a superar los 300 puntos básicos, el riesgo país de España consigue suavizarse. En la sesión de ayer, echó el cierre en los 255 puntos básicos y hoy prolonga la caída al colocarse en 226 puntos básicos. Así, la rentabilidad del bono español se sitúa en el 5,07% y la del alemán se eleva hasta el 2,81%.

En este escenario, el Tesoro Público ha colocado 2.468 millones de euros en bonos a tres años y ha elevado el interés marginal al 3,797%, el más alto desde septiembre de 2008 coincidiendo con la quiebra de Lehman Brothers, cuando se fijó en el 4,35%.

Por su parte, el diferencial entre el bono griego y el alemán se coloca en 887 puntos básicos, mientras que el del bono irlandés se suaviza hasta los 568 puntos básicos tras terminar ayer en 615 y el del bono portugués se coloca en 333 puntos básicos. Por su parte, el riesgo de Italia se sitúa en 159 puntos básicos.

Y es que en la jornada de hoy han sido varias las fuentes del mercado que han apuntado que el Banco Central Europeo pordría estar comprando bonos irlandeses y portugueses. La noticia ha contribuido a inyectar calma en el mercado de deuda.

Los seguros de impagos de deuda (CDS) de España caen y se sitúan en 310.000 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años, frente a los 317.980 dólares que marcaron al cierre de la sesión de ayer.

En cuanto a los futuros, los contratos que se negocian sobre la deuda alemana caen hasta el 126,84%, frente al 127,02 de ayer, mientras los que predicen el comportamiento de la deuda estadounidense se colocan en el 122,27%.