Petróleo

El barril de crudo de Texas sube un 3,13% y acaba en 86,75 dólares

La cotización del crudo de Texas subió hoy un 3,13% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró en 86,75 dólares por barril (159 litros), a pesar de que hoy se conoció que las reservas de petróleo en Estados Unidos subieron la semana pasada.

Al concluir la sesión en Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para enero habían sumado 2,64 dólares al precio de cierre del martes.

Ese ascenso se produjo a pesar de que el Departamento estadounidense de Energía (DOE, por su sigla en inglés) informó este miércoles de que las reservas de crudo en este país subieron en 1,1 millones de barriles la semana pasada para quedar en 357,6 millones de barriles.

Los contratos de gasolina para entrega en enero, que a partir de hoy se toman como referencia, sumaron 12 centavos al precio de la jornada anterior y quedaron a 2,3 dólares por galón (3,78 litros),

En lo que se refiere a la cotización de los contratos de futuros del gasóleo de calefacción con vencimiento en enero, que también a partir de hoy se toman como referencia, subió ocho centavos por galón, para terminar esta tercera sesión de la semana en 2,4 dólares.

La semana pasada, las existencias de gasolina en Estados Unidos subieron en 600.000 barriles (0,3%) y se situaron en 210,2 millones, mientras que las de destilados, categoría en la que se incluye al gasóleo, disminuyeron en 200.000 barriles (0,1%) y se ubicaron en 158,1 millones.

Por su parte, el gas natural se apreció este miércoles 9 centavos de dólar y sus contratos para enero terminaron a 4,26 dólares por cada mil pies cúbicos, a la espera de conocer el jueves el estado de sus reservas en Estados Unidos.

Los precios del crudo y sus derivados registraron esos ascensos en una jornada en la que el dólar se debilitaba ante otras divisas, como el euro, de manera que por una divisa europea se pagaban 1,3131 dólares, comparado con los 1,2981 de la jornada anterior.

El debilitamiento del dólar suele presionar al alza los precios del petróleo, ya que, al negociarse en esa moneda, resultan más baratos si se adquieren con divisas fortalecidas frente al "billete verde".

El descenso del petróleo se produjo, además, en una sesión en la que Wall Street celebraba con subidas superiores al 2% hacia la media sesión la publicación de buenos datos macroeconómicos tanto en Estados Unidos como en otras regiones del planeta.

Entre las noticias que mejor recibieron los operadores este miércoles se encontraba la del aumento de 93.000 empleos en noviembre en el sector privado estadounidense, así como el aumento de la productividad de este país a una tasa anualizada del 2,3% en el tercer trimestre.

De fuera, los inversores celebraron la mejora de la actividad industrial en China, el mayor consumidor energético del planeta junto a Estados Unidos, lo que hizo pensar a los operadores que la demanda de crudo y sus derivados se verá impulsada por esos datos.