Bolsa de Tokio

El Nikkei cierra al alza tras una jornada errática

La Bolsa de Tokio terminó hoy con un alza moderada una jornada errática que careció de grandes incentivos, en la que las ganancias se vieron limitadas por la fuerte caída del euro frente al yen.

El selectivo Nikkei ganó 51,01 puntos, el 0,51%, hasta los 9.988,05 puntos, mientras que el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, subió 5,13 puntos, el 0,59%, hasta los 866,07 enteros.

El parqué tokiota osciló entre las pérdidas y las ganancias durante buena parte del día, con los inversores atentos al mercado de Shanghái un día después de que la fuerte caída en esa plaza arrastrara al Nikkei.

Entre los ganadores estuvieron el sector de productos de caucho, el petrolero y el de equipamiento de transporte, mientras que perdieron terreno el sector de vidrio y cerámica y del de maquinaria de precisión.

NIKKEI 225 23.523,24 -0,69%

Según los analistas, las ganancias de algunos fabricantes automovilísticos y empresas de alta tecnología animaron a los inversores, aunque se mantiene la preocupación sobre la política monetaria de China y el problema de la crisis en la eurozona, que llevó hoy al euro a la banda de las 108 unidades frente al yen.

"Al mercado le faltó un sentimiento de dirección, a la espera de comprobar cómo van a moverse los mercados de Estados Unidos", indicó Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities, a la agencia Kyodo.

Toyota Motor fue el líder del día en valor y terminó con una subida del 2,8%, mientras Honda se apreció un 2,3%.

El gigante electrónico Sony también terminó con un fuerte avance, del 1,5%, al tiempo que el fabricante de robótica Fanuc se apuntó un 1,8%.

Perdieron terreno por segundo día consecutivo empresas con intereses en Europa como Olympus, que se dejó un 0,3%, y Nikon, que bajó un 0,9%. El líder del día en volumen fue el grupo Mizuho Financial, que terminó en tablas.

En la primera sección terminaron al alza 861 valores, mientras que 634 concluyeron a la baja y 162 lo hicieron sin variación. El volumen de negociación fue de 1.712,91 millones de acciones, por debajo de los 2.178,51 millones de la víspera.