No percibe reformas en el país

S&P advierte que podría rebajar el rating de Portugal

Standard & Poor's ha puesto la calificación de la deuda de Portugal (A-) bajo vigilancia negativa debido a los riesgos que ha desatado la incertidumbre sobre la posible ayuda oficial que pueda necesitar el país, es decir, la asistencia de la UE y el FMI, y las consecuencias que pueda tener ello.

Pese a todo, Frank Gill, analista de la agencia de rating, afirmaba en una nota que, en todo caso y pase lo que pase, mantendría al país dentro de un rating de inversión.

Para S&P, el problema es que pese al plan de austeridad que tiene en cartera el Gobinerno no se perciben muchos progresos para poner en marcha reformas que contribuyan al crecimiento del país y que puedan compensar los recortes de 2011. Según la agencia, no se ha hecho gran cosa para animar la flexibilidad del mercado laboral y la productividad. Las previsiones de Gill pasan por que la economía portuguesa sufra una contracción del 2% en términos reales el año que viene un problema que se añade a la falta de reducción del déficit por cuenta corriente en 2010.

Desde la agencia se valora negativamente que buena parte de la deuda de Portugal esté en manos de no residentes lo que "eleva la vulnerabilidad del Gobierno a una subida de los tipos de interés". Para S&P, las posibilidades que el Ejecutivo de Lisboa busque la ayuda externa de Bruselas es cada vez mayor.