Petróleo

El barril de crudo de Texas baja un 0,12% y acaba en 83,76 dólares

El crudo de Texas bajó hoy un 0,12% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró en 83,76 dólares por barril (159 litros) en una sesión de caídas en los mercados de valores estadounidenses y de menor volumen del habitual tras la celebración del Día de Acción de Gracias.

Al concluir la sesión en Nueva York, que fue más corta de lo normal debido a su carácter semi-festivo, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero habían restado tan sólo diez centavos de dólar al precio de cierre del miércoles.

El jueves, éste y otros mercados permanecieron cerrados en Estados Unidos ya que se celebró el Día de Acción de Gracias, una de las festividades más familiares y respetadas del país.

Hoy, y como todos los años tras el Día de Acción de Gracias, en Estados Unidos se celebró el llamado "Black Friday", que supone el pistoletazo de salida de la temporada de compras navideñas y de las rebajas, aprovechando que gran parte del país también goza este viernes de una jornada festiva.

Así, el volumen de negocio que se registraba hoy en los mercados era más reducido del habitual y, en general, predominaron las bajadas, tanto en el crudo como entre su derivados, aunque finalmente los contratos de futuros de gasolina para entrega en diciembre cerraron en los mismos 2,21 dólares a los que acabaron la sesión previa, con lo que acumulan un encarecimiento semanal de 2 centavos.

Los futuros de gasóleo de calefacción para entrega también en diciembre se abarataron hoy un centavo de dólar y terminaron a 2,31 dólares por galón (3,78 litros), aunque en toda la semana han subido 4 centavos de dólar.

Por su parte, el gas natural se encareció 13 centavos de dólar en sus contratos de futuros para entrega en diciembre, que acabaron a 4,39 dólares por cada mil pies cúbicos, que hoy son 23 centavos más caros que hace una semana.

Estas bajadas en el mercado de materias primas tenían lugar a la par que las del mercado de valores, donde el Dow Jones de Industriales, la principal referencia de Wall Street, acabó también con un descenso del 0,85%, en línea con las caídas registradas también en muchos otros mercados bursátiles del mundo, afectados por los temores que suscita la salud financiera de algunas economía europeas.