Cierre de sesión

El Ibex vive la peor semana desde el rescate de Grecia

Desde que Grecia fue rescatada, el Ibex no había vivido una semana tan bajista. Entonces perdió un 13,78%, en las cinco últimas jornadas, el selectivo ha encajado un recorte del 7,05% siendo además la tercera peor semana desde enero. Las dudas en torno a España han copado la atención de los inversores penalizando además a la prima de riesgo que ha marcado máximos desde la entrada del euro y la propia moneda europea que ha caído a 1,32 dólares.

Semana de infarto en las Bolsas europeas que comenzaban digiriendo el lunes la confirmación por parte de Irlanda de que solicitaba el rescate y de la cuantía que iba a ser necesaria para sacarla del atolladero. Sin embargo, una noticia que tenía que haber sido recogida por los mercados con cierto alivio trajo nuevas incertidumbres y renovadas dudas a los mercados, sobre todo relacionadas con el resto de economías periféricas ya que se ha vuelto a poner en duda su solvencia. El Ibex ha perdido un 7,05% en cinco sesiones y ha vivido la peor semana desde el rescate de Grecia en mayo cuando retrocedió un 13,78%. Hoy ha recortado un 1,8% y partirá el lunes desde los 9.547,2 puntos, niveles que no veía desde julio pasado.

"La rapidez con que se aprobó el rescate irlandés debería haber permitido una cierta estabilización de los mercados financieros, con reducción de diferenciales de otros países contagiados como Portugal y España, algo que no ha ocurrido. Es evidente que el rescate irlandés no ha resuelto ni mucho menos todos los problemas, pero al menos sí que supone volver a ganar tiempo y debería haber permitido un cierto respiro a los mercados", explican en Renta 4.

Los expertos de la firma de análisis añaden que "la reacción del mercado al rescate irlandés sugería que los inversores exigen más medidas de ajuste fiscal y mayores reformas estructurales a nivel global para recuperar la confianza, tan necesaria para seguir obteniendo financiación externa", explica esta mañana Renta 4.

BANKINTER 5,73 -0,17%
IBEX 35 9.031,70 0,31%

La frase de España no es Irlanda ha sido repetida hasta la saciedad durante los últimos días. Hasta el analista de una firma de análisis gala hacia esta semana una broma acerca de los diferentes gustos y formas de tomar la cerveza en Irlanda y en España. Bromas aparte, la semana ha transcurrido con mensajes tranquilizadores no sólo por parte del Gobierno español sino de algunos miembros del BCE y algún que otro mandatario europeo. El consejero del BCE y presidente del Bundesbank, Axel Weber, se refirió ayer a España diciendo que no tendría que se rescatada. Por su parte, la canciller alemán, Angela Merkel, ha asegurado que ningún país de la zona euro está en riesgo de impago ni necesita reestructurar su deuda . Además, ha insistido en que los acreedores privados deben hacer su aportación al previsto mecanismo permanente de crisis de la eurozona.

Los informes de algunos bancos de prestigio también han golpeado duramente a la Bolsa española señalando a España como una de las próximas economías en ser rescatada. Saxo Bank lo apuntaba el martes y hoy lo ha hecho Citigroup. La entidad estadounidense ha asegurado que Portugal "probablemente" se verá forzado a solicitar ayuda antes del final de 2010 y que España tendrá que hacerlo "poco después" si no se adoptan medidas, al tiempo que avisa de que los recursos existentes en el programa de ayuda creado por la Unión Europea y el FMI son insuficientes.

La Bolsa española no ha sido la única víctima de la incertidumbre y de la especulación. Los mercados de deuda, sobre todo la prima de riesgo española, han sufrido un fuerte revés esta semana marcando niveles no vistos desde la creación del euro. Hoy ha llegado a superar los 260 puntos básicos con la rentabilidad del bono por encima del 5,2%.

A este respecto se ha manifestado hoy la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, al descartar que la rentabilidad del bono español alcance el 6%. Preguntada por si coincide con los analistas en que una rentabilidad del bono español por encima del 6% sería inasumible, Salgado ha dicho que el Gobierno "no contempla ese escenario" y que cualquier especulación al respecto "es gratuita".

Aunque la semana ha estado cargada de cifras macroeconómicas relevantes en EE UU, la grave situación vivida en los mercados europeos y la semana semifestiva al otro lado del Atlántico por Acción de Gracias ha dejado a las Bolsas europeas a la deriva. Aún así, el resto de plazas del Viejo Continente no ha encajado caídas tan abultadas como las del Ibex. París ha caído un 3,4% en cinco jornadas mientras que Francfort se despide en tablas al tiempo que Londres ha perdido un 1,1%.

La banca, farolillo rojo

En cuánto a los valores, la banca ha sufrido el peor castigo de la semana y también de Europa. Los dos grandes han sido los más penalizados: Santander ha recortado un 11,7% en la semana y BBVA ha cedido un 8,5%. Bankinter y Banesto tampoco se han quedado atrás y han recortado respectivos 8,1% y 8%.

Por su parte, los últimos puestos de la semana también han estado copados por empresas muy endeudas como Abengoa, REE o Enagás. Sólo ha escapado de la quema Iberia que ha subido un 1,1%.

Entre los menos bajistas de la semana ha estado Ebro Foods. La arrocera española ha llegado a un acuerdo para entrar en el capital de su competidora Sos a través de la ampliación de capital que ésta última tiene en marcha. El principal grupo de alimentación español controlará después de dicha ampliación un 10% de Sos.

En el mercado de divisas , el euro ha cerrado la semana en 1,3216 dólares, frente a los 1,3370 dólares de ayer tarde. El Banco Central Europeo (BCE) fijó este viernes el tipo de cambio oficial del euro en 1,3325 dólares.