Tenso choque en la patronal

Seopan se enfrenta a Cepco por calificar de morosa a Ferrovial

Las dos asociaciones estuvieron al borde de romper relaciones en el último consejo de la patronal CNC.

Choque de trenes en el Consejo de Gobierno de la Confederación Española de la Construcción (CNC), patronal que preside Juan Lazcano. La cita tuvo lugar el pasado 17 de noviembre y, según ha podido saber CincoDías, se saldó con un tenso enfrentamiento entre David Taguas, presidente de Seopan, y Rafael Fernández, presidente de Cepco. La causa, Ferrovial.

La disputa parte de una rueda de prensa en la que Cepco, como representante de las firmas proveedoras de materiales de construcción, denunció el 4 de noviembre que Ferrovial y Befesa, filial de Abengoa, son las principales incumplidoras en España de la Ley de Morosidad.

Befesa ha optado por el diálogo directo con Cepco, pero Ferrovial confió su defensa ante tal acusación a la asociación de las grandes constructoras, Seopan. El hecho es que el notable enfado que cundió en la cúpula de la constructora de la familia Del Pino fue trasladado con creces por David Taguas en la reunión de la CNC. Una organización en la que no faltan quienes piensan, como el propio líder de Seopan, que este tipo de demandas deben discutirse de puertas adentro y no ante la prensa.

La discusión se tensó hasta el punto de que ambas asociaciones, íntimamente relacionadas en el día a día de la construcción, estuvieron a punto de romper relaciones.

Rafael Fernández, hoy en Cepco y conocido en el sector por su paso por la dirección de Oficemen hasta 2006 o por su labor como director general de Carreteras del Ministerio de Obras Públicas, mantiene que "resulta imprescindible el cumplimiento de los plazos de pago por parte de Administración y empresas para no estrangular aún más una industria tan deteriorada de la construcción en general y la de fabricación de materiales de construcción en particular". Cepco argumenta que lleva 11 años quejándose en el seno de la CNC por los retrasos en los pagos de las constructoras a unos proveedores que ahora atraviesan su peor momento.

De hecho, entre 2005 y 2008 mantuvo un pulso con Dragados por la misma cuestión. Un proceso que llegó hasta los tribunales y que se encauzó hacia la negociación en el último minuto. Cepco reconoce dos años después que Dragados acata la Ley de Morosidad.

Ferrovial, por su parte, asegura tener caja sobrante para atender a sus proveedores, además de afirmar que es respetuosa con la legislación vigente.

Seopan y la propia constructora tienen sobre la mesa una oferta de diálogo lanzada por Cepco.