Cierre de sesión

Adiós al 10.000: los inversores se ceban con el Ibex

Irlanda será rescatada y la noticia, lejos de tranquilizar al mercado, ha añadido una dosis extra de nerviosismo. España y Portugal se convierten ahora en los próximos candidatos al rescate y los inversores no han dudado en huir de la renta variable de estos países. El Ibex ha perdido un 2,68% que le ha arrebatado los 10.000 puntos por primera vez desde finales de agosto. La elevada exposición de los bancos españoles a la deuda de Portugal ha pasado factura al sector.

Dudas
Dudas

¿Quién va a ser el siguiente? Esta ha sido, muy probablemente, la pregunta más repetida en la jornada de hoy. El rescate de Irlanda ha llegado al fin, pero la noticia no ha conseguido calmar los ánimos. Tras muchos días resistiéndose a solicitar la intervención, Bruselas acordó ayer activar el fondo de rescate tras la petición formal de Dublín. La ayuda se concederá por tres años y el país ha prometido poner órden en las finanzas públicas y reducir el sistema bancario.

"El importe del rescate a Irlanda será inferior a 100.000 millones de euros (versus 110.000 millones de euros del rescate a Grecia) y previsiblemente el coste de financiación sería sustancialmente inferior al de mercado (5% versus 8%). Lo más relevante es que en esta ocasión existe ya un mecanismo de ayuda establecido, al contrario de lo que sucedió en el caso griego. A cambio de la ayuda financiera, Irlanda deberá comprometerse a un duro ajuste fiscal para reducir su déficit público / PIB del 32% para 2010 hasta el 3% en 2014. Entre mañana y el miércoles el gobierno irlandés debería presentar el programa de ajuste fiscal hasta 2014, que en principio contempla una reducción del gasto de 15.000 millones de euros, pero que podría ser más drástico e incluir vías de incremento de los ingresos públicos", explica Renta 4.

Sin embargo, y con el ingrediente añadido de una nueva amenaza de Moody's al rating de Irlanda y las declaraciones del miembro del consejo de gobierno del BCE y presidente del Bundesbank, Axel Weber, que ha reiterado las postura alemana favorable a que los inversores privados asuman parte de la responsabilidad en futuros rescates financieros, las miradas se han desviado ahora a otros países periféricos como Portugal y España.

SANTANDER 2,64 0,84%
SABADELL 0,67 0,24%
IBEX 35 8.380,00 0,33%

En este contexto, de muy poco han servido las declaraciones de la Comisión Europea, que ha señalado que no ve necesario que España adopte más medidas de ajuste para frenar el contagio de la crisis de deuda irlandesa, o el secretario de Estado de Asuntos Exteriores alemán, Werner Hoyer, que ha rechazado "una contaminación" del rescate irlandés en Portugal y España.

"El rescate de Irlanda ni mucho menos ha tenido el efecto deseado. Y es que los mercados ya descontaron la semana pasada el hecho de que Irlanda fuera a aceptar un rescate. El que Irlanda finalmente haya accedido, sin mucho convencimiento, a este rescate que le han intentado "imponer" en conjunto la Unión Europea y el FMI no ha logrado calmar los ánimos y ahora lo que preocupa es que los mercados puedan sucumbir tan rápido al efecto de la especulación y del miedo de los inversores. Un miedo que, una vez rescatada Irlanda, se traslada a Portugal y posteriormente a España", comenta Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets.

El mercado de deuda ha sufrido las consecuencias. La prima de riesgo de España se ha elevado hasta 208 puntos básicos, mientras que la de Irlanda se ha colocado en 544 puntos básicos, por encima de los 541 del viernes, la de Portugal se ha situado en 405 y la de Grecia ha escalado hasta 915 puntos básicos.

La Bolsa española, por su parte, ha sido la víctima principal. El Ibex ha retrocedido un 2,68%, un recorte que se ha llevado por delante los 10.000 puntos por primera vez desde finales de agosto. En una sesión también negativa para las Bolsas de Portugal e Irlanda, las plazas de Londres, París o Fráncfort se han subido al carro de las ventas de una manera más moderada.

Los bancos, de nuevo centro de la quema

Los bancos españoles, que tienen una gran exposición a la deuda pública y privada de Portugal, han sido los mayores damnificados. Sabadell ha perdido un 4,22%, Bankinter se ha dejado un 4,19%, Banesto ha recortado un 3,67% y Popular lo ha hecho en un 3%. Santander y BBVA, por su parte, han cedido un 4,03% y un 3,87% respectivamente. En la parte alta de la tabla, sólo Técnicas Reunidas ha conseguido escapar de la sangría con un ascenso del 0,61%.

De cara a las próximas jornadas, las referencias serán numerosas. Desde Estados Unidos, donde el jueves será festivo por ser Acción de Gracias y el viernes semifestivo, destaca la publicación de la revisión del PIB del tercer trimestre, nuevos datos del sector inmobiliario, otros datos de actividad como los pedidos de bienes duraderos y de confianza como el dato final de la Universidad de Michigan, así como el deflactor del consumo privado subyacente. En la eurozona, los inversores conocerán la confianza del consumo y los pedidos industriales.

En el mercado de divisas, el euro, que ha comenzado la jornada recuperando terreno, ha caído hasta los 1,3602 dólares, frente a los 1,3660 dólares el viernes por la tarde.