Pistas

Un poco góticos, algo 'indies', pero la banda del momento

Los canadienses Arcade Fire traen este fin de semana a Madrid y Barcelona su original acercamiento al rock.

Un poco góticos, algo 'indies', pero la banda del momento
Un poco góticos, algo 'indies', pero la banda del momento

Cuando los Beatles pasaron por España, casi nadie les hizo caso. Desde entonces, la tradición se ha ido cumpliendo: las primeras visitas de los grandes grupos de rock que han hecho historia han pasado un tanto inadvertidas, reservadas a los habituales atentos a las novedades internacionales. Tal vez poner el futuro de Arcade Fire a la altura de las trayectorias de Pink Floyd o U2 resulte prematuro con solo tres discos en su historial, pero tiene avalistas de relieve: "Son el mejor grupo de la historia, no hay más que decir", ha afirmado por ejemplo Chris Martin, el líder de Coldplay.

Nombres de tanto peso como los de David Bowie o Bono se cuentan también entre los admiradores de esta banda canadiense, que visita el sábado Madrid y el domingo Barcelona para ofrecer su punto fuerte, un directo muy intenso y original.

Lo más destacable de Arcade Fire es que ha conseguido el éxito, aunque sea por el momento en términos de líderes de la música independiente actual, con planteamientos totalmente distintos a los estereotipos del rock. Para empezar, son canadienses de Montreal, y bilingües en sus canciones. Además, el núcleo del grupo, muy numeroso con ocho integrantes fijos -tres de ellos chicas-, es un matrimonio, el compuesto por el cantante y compositor Win Butler y la multiinstrumentista Regine Chassagne.

Tampoco es nada común su planteamiento musical. Aunque sus vestuarios se acercan a las tendencias light del gótico, tipo emo, su sonido tiene un toque áspero a la manera de los grupos independientes, pero muy marcado por el empleo de instrumentos nada comunes en el rock: acordeones, violines, xilófonos, ukeleles... Este tipo de arreglos les ha llevado a que se les adjudiquen etiquetas como la de art-rock o baroque pop.

Para redondear su creciente fama, incluso les han salido unos archirrivales: los Kings of Leon, tal vez el principal grupo de rock americano tradicional, junto a Wilco, en estos momentos. En una reciente entrevista que fue portada de la edición estadounidense de la revista Rolling Stone en su país, su batería, Nathan Followill, se despachaba a gusto contra "esos grupos de modernos, con 14 personas tocando cualquier cosa, como pasear por el escenario dándose con unas baquetas en un casco que llevan puesto en la cabeza". Solo hay un grupo en el mundo que haya hecho regularmente algo así...

Aunque los clásicos U2 y Rolling Stones sigan siendo la aristocracia llena estadios de la música actual, Arcade Fire y Kings of Leon forman parte de una generación musical que ha crecido en el contexto de las nuevas formas de distribución y promoción a través de internet. Otra de esas bandas, Muse, es la única que este año ha conseguido llenar un estadio en España, concretamente el Vicente Calderón para un concierto en junio. Junto a ellos, podría mencionarse a The Killers, actualmente en un paréntesis para proyectos personales de sus componentes, como grandes grupos para seguir en la próxima década.

Discos

Funeral (2004). Tras un EP que no tuvo distribución comercial, su primer disco fue finalista de los Grammy y elegido mejor álbum del año por MTV2.

Neon Bible (2006). Grabado en el interior de una iglesia, su trabajo más oscuro.

The Suburbs (2010). El concierto de presentación en Nueva York fue rodado por Terry Gilliam y disponible en YouTube.