En paralelo, el euríbor eleva las cuotas mensuales

La banca endurece el crédito hipotecario para compensar la 'guerra del pasivo'

El tipo medio de los créditos nuevos para la adquisición de vivienda comienza a subir, al tiempo que el euríbor ya eleva las cuotas mensuales a los particulares en las revisiones. Bancos y cajas recomponen así en parte el margen de intermediación dañado por el alza de los tipos para depósitos.

La banca española ha puesto en los últimos meses toda su artillería pesada en su estrategia para captar el ahorro de los clientes y atender así sus necesidades de financiación. Para evitar un estrechamiento excesivo de su margen comercial, que tal como ha recordado el Gobernador del Banco de España puede tener un efecto perjudicial en sus cuentas de resultados en 2011 -BBVA cifró el desfase en unos 7.000 millones en 2010-, las entidades han comenzado a elevar el precio del dinero para los créditos hipotecarios.

Según los datos del Banco de España, el tipo medio de los depósitos se situó en el 1,61% en septiembre, aunque en algunos casos las ofertas de bancos y cajas elevan la remuneración a más del 4%. Por ejemplo, Banco Sabadell ofrece un depósito al 5% TAE , vinculado, eso sí, a la contratación de un plan de pensiones; Banco Popular y Santander pusieron sobre la mesa rentabilidades del 4%. Así, un abanico de altas remuneraciones se extiende por todas las entidades del sector.

Ante tal despliegue comercial, la banca ha optado por encarecer los créditos para poder recomponer el margen de intereses. De este modo, la media de los tipos de interés de las nuevas operaciones de créditos que realizan las entidades se situó en el 3,38% en septiembre, frente al 3,17% de junio y al 3,16% del mes de mayo. En los préstamos para la adquisición de vivienda, el tipo medio ha subido progresivamente desde el 2,50% de mayo hasta el 2,65% que marca en septiembre.

Otras fuentes del sector sitúan los tipos de interés de los créditos hipotecarios nuevos ya en el 2,7% en septiembre, tres décimas por encima de la cifra negociada en junio.

Con el euríbor también al alza desde abril de este año -ha pasado del 1,225% al 1,420% en septiembre-, el esfuerzo financiero de las familias para comprar una casa también ha aumentado. En el tercer trimestre, los hogares españoles dedicaron el 26,9% de sus ingresos brutos anuales a dicha inversión (contadas las deducciones fiscales), una décima más que en el trimestre anterior, según el Banco de España. Sin tener en cuenta la desgravación actual del 15% del total aportado hasta un máximo de 9.015 euros, la carga financiera se eleva al 33,2%, también una décima más que entre abril y junio.

Las cuotas mensuales de los hipotecados comenzaron a subir de forma paulatina desde julio y agosto pasados, cuando el euríbor de este año en tasa anual comenzó a superar levemente al de doce meses antes. Pero a partir de ahora el endurecimiento es mayor, ya que mientras el euríbor se sitúa en el 1,50%, hace un año estaba únicamente en el 1,24%. Además, algunas entidades reconocen que han elevado los diferenciales sobre el euríbor en la concesión del crédito para la adquisición de vivienda.