No incrementarán del déficit fiscal

Las nuevas medidas fiscales costarán 1.000 millones

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, cifró en 1.000 millones de euros el coste de extender la libertad de amortización a todas las empresas hasta 2015 y de establecer una exención total en el pago del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados cuando se realicen ampliaciones de capital.

Ambas medidas fueron anunciadas el jueves por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Hasta ahora, solo las pymes gozaban de estos beneficios fiscales. En declaraciones a Europa Press, Ocaña, aseguró que los dos incentivos ya estaban previstos en las cuentas para el año 2011 y que, por lo tanto, no implicarán un incremento del déficit fiscal.

La libertad de amortización permitirá incrementar el capítulo de gastos de las empresas y, por tanto, reducir la base imponible del impuesto sobre sociedades. Ocaña aseguró que el Gobierno no tiene previsto incluir nuevas medidas fiscales. "La situación no aconseja subir impuestos y tampoco bajarlos", aseguró.