Un tercio de la colocación se ha realizado fuera de Cataluña

La Generalitat coloca un 82% de la emisión de bonos entre familias

La Generalitat catalana ha conseguido su objetivo de colocar la mayor parte de la emisión de bonos entre particulares. El 82% de los 3.000 millones de euros suscritos se han repartido entre familias. Asimismo, gran parte de la inversión se ha gestado en Cataluña, con un tercio comercializada fuera de la Comunidad. Madrid ha copado un 9,2% de la operación, mientars que Valencia se ha quedado con el 4,8%.

Una vez finalizado el prorrateo, la emisión de bonos terminó ayer con el desembolso de los 3.000 millones de euros. La operación, destinada desde un principio al mercado detallista, cumplió sus objetivos, ya que el 82% del volumen de la emisión ha sido suscrita por familias. La administración catalana considera que las condiciones de la propia emisión facilitaban la colocación entre particulares: un importe mínimo de 1.000 euros y un máximo de dos millones.

Con todo, también destaca que el 9,2% de la emisión que ha quedado en manos de empresas no financieras, mientras otro 3,4% ha sido comprado por fondos de inversión. El sector asegurador ha adquirido un 2,2%. Sobre la procedencia de los inversores, la práctica totalidad de los bonos se ha quedado en España, con sólo 12,3 millones comercializados en los mercados internacionales. Del resto, dos terceras partes se han vendido en Cataluña. Madrid se ha situado en segundo lugar, con un 9,2% de la emisión. Le sigue la Comunidad Valenciana (4,8%), Andalucía (4%), y el País Vasco (3,2%).

La buena aceptación de la emisión obligó a un fuerte prorrateo, debido a la demanda final de 7.172 millones. El mínimo garantizado quedó fijado en 8.000 euros, y a partir de esta cantidad, cada una de las 23 entidades financieras aseguradoras de la emisión contabilizaron un porcentaje de reparto. La emisión vence dentro de un año y dos días, a un tipo de interés del 4,75%.