En desacuerdo por la opa de Hotchief

Los accionistas minoritarios de ACS anuncian su intención de impugnar la junta

Accionistas minoritarios de ACS mostraron su disposición a impugnar la junta extraordinaria de accionistas celebrada por el grupo para contar con la autorización de sus socios para realizar una ampliación de capital en caso de que fuera necesaria para atender la opa lanzada a Hochtief.

Así lo anunciaron la presidenta de la asociación europea de minoritarios Euroshareholders, Jella Benner-Heinacher, y el secretario general de Aemec, Javier Cremades, tras la junta del grupo, a la que también asistió un representante de Hochtief, el secretario de su consejo de administración.

Cremades indicó que confían en lograr el respaldo a la impugnación de minoritarios de ACS que sumen acciones representativas del 2% de su capital, y esperan presentarla ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid el próximo martes.

El presidente de Aemec indicó que la impugnación se realizará en beneficio de todos los accionistas, pese a que ACS logró aprobar la ampliación de capital "de contingencia" con el voto favorable del 99,51% de las acciones presentes o representadas en la junta.

Con su medida, las asociaciones de minoritarios buscan que los tribunales se pronuncien sobre lo que consideran "el fondo del asunto", esto es, que la operación de ACS sobre Hochtief es una "OPA ficticia", dado que busca hacerse con el control de una empresa sin pagar la correspondiente prima. "Prueba de ello es que el valor de la acción de Hochtief no ha variado desde que se anunció la OPA", añadió.

Tres de los seis accionistas que tomaron la palabra durante la junta extraordinaria de ACS (uno de ellos la presidenta de la Euroshareholders) se mostraron favorables a la impugnación.

"Vemos imposible apoyar la ampliación de capital e incluso admitir la validez de la junta", manifestó la presidenta de Euroshareholders. En el mismo sentido se pronunciaron los minoritarios Luis Núñez y Vicente Torralba (en nombre de Jordi Secarrella).

Todos ellos, que contaban con entre 200 y 1.000 acciones, se dirigieron al consejo de administración de ACS para exponer sus dudas o su rechazo a la operación de ACS en Hochtief, así como a las medidas aprobadas por el grupo español para abordarla (la ampliación de capital y el préstamo de acciones de los socios de referencia).

No obstante, el presidente del grupo español de construcción, servicios y energía, Florentino Pérez, no contestó a ninguno ante la junta y optó por acogerse a la posibilidad legal con que cuenta de hacerlo por escrito en los siete días siguientes a la asamblea, alegando poder responder "de forma más precisa".