Presentación de resultados

Burberry frena sus pérdidas en España tras la reorganización del negocio

España sigue siendo un quebradero de cabeza para el grupo británico Burberry, aunque parece que, poco a poco, la multinacional de los cuadros está logrando reconducir la situación. En los seis primeros meses de su ejercicio fiscal, que concluyeron el pasado 30 de septiembre, la filial ha frenado la caída de sus pérdidas. En concreto, asume que en España ha registrado unos números rojos de 2,7 millones de libras (más de 3,1 millones de euros), frente a los 3,6 millones de libras que perdió en el mismo semestre del ejercicio anterior.

La compañía matiza en su presentación de resultados que al cuantificar estas pérdidas ha tenido que tener en cuenta el cambio de modelo de negocio, donde está abandonando la distribución de diseños específicos para el mercado español y, sobre todo, ha echado el cierre a su planta en Barcelona, donde Burberry tenía una plantilla cercana a los 300 trabajadores.

De cara al conjunto del ejercicio que concluirá el próximo 31 de marzo, la multinacional prevé unas pérdidas operativas en España de 10 millones de libras en parte por el recorte de puntos de ventas.

El grupo asume un coste directamente vinculado a su reestructuración en España de 7,6 millones de libras durante el primer semestre. Sin embargo, el gasto en efectivo durante este periodo ha sido superior, alcanzando los 9,5 millones de libras, a los que tendrá que sumar entre 15 y 20 millones adicionales a lo largo de los próximos meses.

En este sentido, adelanta que la colección de la actual temporada de invierno será la última que cuente con prendas específicas para España y que a partir de la próxima primavera sólo comercializará sus diseños internacionales con los que, previsiblemente, tratará de rejuvenecer los potenciales clientes de la filial.

En cuanto a sus ingresos en España, estos no han remontado. En el primer semestre las ventas de la filial se situaron en los 31,9 millones de libras (alrededor de 37.5 millones de euros), lo que supone un recorte del 29% respecto a los 44,6 millones de libras que ingresó en el mismo periodo del año anterior.

En cuanto al conjunto del grupo, Burberry ha disparado un 46,3% su beneficio, hasta los 83,1 millones de libras (98 millones de euros), mientras que sus ventas crecen a un ritmo del 17,5% y se sitúan en los 673 millones de libras. De cara a los próximos meses, el grupo británico tiene previsto poner en marcha la venta online que actualmente está testando.