Hasta cinco elementos españoles en la nueva lista

El flamenco y la dieta mediterránea, Patrimonio Inmaterial de la Unesco

La Unesco reconoció hoy al flamenco, a la dieta mediterránea, a los castells catalanes, al canto de la Sibila mallorquín y a la cetrería como Patrimonio Inmaterial, que han quedado incluidos en su lista representativa.

La dieta mediterránea, Patrimonio Inmaterial de la Unesco
La dieta mediterránea, Patrimonio Inmaterial de la Unesco

En una reunión de su Comité Intergubernamental, en Nairobi, la Unesco ha ampliado la lista de patrimonio inmaterial, en la que ahora quedan incluidos estos cinco elementos españoles.

De ellos, la dieta mediterránea era una candidatura conjunta con Italia, Grecia y Marruecos, y la cetrería, junto a Emiratos Árabes Unidos, Bélgica, República Checa, Francia, República de Corea, Mongolia, Qatar, Arabia Saudí, Siria y también Marruecos.

De las cinco candidaturas españolas, el flamenco se presentaba por segunda vez tras un primer intento fallido en 2005.

Es una manifestación cultural que supone una seña de identidad en Andalucía y un icono de España en el mundo, un patrimonio oral transmitido de generación en generación y valorado por un pueblo que lo reconoce como parte de su identidad.

Más suerte ha tenido la dieta mediterránea, una candidatura trasnacional que ha entrado en la lista de la Unesco en el primer intento.

Una dieta que sigue vigente 9.000 años después de originarse y a la que los científicos le atribuyen cada vez más bondades.

Frutas, verduras, hortalizas, legumbres, aceite de oliva como grasa esencial, pescado y un consumo moderado de carnes y lácteos son los pilares de la alimentación mediterránea, y España, Grecia, Italia y el norte de Marruecos las zonas geográficas que tienen su "custodia compartida".

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) han reconocido la Dieta Mediterránea como un modelo alimentario de calidad, saludable y sostenible.

Junto a estas dos candidaturas, el comité de la Unesco ha reconocido la importancia de los "castells", las torres humanas que se levantan en las plazas de Cataluña desde hace doscientos años y que han llegado hasta los diez pisos, aunque sólo en dos ocasiones.

También es desde hoy Patrimonio Inmaterial el canto medieval de la Sibila, originario de la isla de Mallorca, un drama litúrgico y canto gregoriano que se interpreta en las iglesias de Mallorca en los maitines de Navidad.

Y la cetrería, un arte milenario, un tipo de caza en el que se utilizan las aves rapaces, especialmente el halcón peregrino.

González-Sinde felicita a las tradiciones protegidas por la Unesco

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha felicitado hoy a las tradiciones incluidas en la lista de patrimonio inmaterial de la Unesco, una distinción que pone "en el punto de mira internacional", entre otras, a los "castells".

En declaraciones a Efe, González-Sinde ha expresado su satisfacción por la inclusión en la lista de la Unesco de las tradiciones culturales nacionales, y se ha mostrado confiada en que a estas distinciones "seguirán cada año muchas otras".

La ministra de Cultura ha señalado que la importancia de estas inclusiones radica en que "pone en el punto de mira internacional" los elementos incluidos, les da una visibilidad y una promoción, ya que se trata de "la distinción más alta al patrimonio artístico", por lo que "tendrán un protagonismo aún mayor".

Además, ha recalcado la ministra, gracias a esta inclusión se garantiza la "preservación" y el "respeto" a estas tradiciones culturales.

"No solo este Gobierno, sino los que vengan después, las instituciones, las administraciones y la propia sociedad tendrán que mimar todavía más para que se preserven, se continúen estas tradiciones inmateriales, que no se alteren y que sigan evolucionando con un respeto a la pureza y la tradición", ha añadido la titular de Cultura.