En 2011

El Gobierno destinará 80 millones a concesionarias de autovía en riesgo

El Gobierno destinará 80 millones de euros en 2011 como anticipo a las concesionarias de autovías en riesgo de suspensión de pagos por tener un tráfico muy inferior al previsto, que deberán devolverlo con intereses a lo largo del plazo de concesión, que oscila entre 20 y 40 años.

El ministro de Fomento, José Blanco, anunció esta enmienda transaccional al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 ante el pleno del Congreso de los Diputados.

Aseguró que con este adelanto económico, que beneficiará a las concesiones inmaduras y que han padecido con más intensidad la caída del tráfico durante la crisis económica, se evitará "un grave perjuicio para las cuentas públicas".

Según la fórmula que se aplicará, las concesionarias con problemas de viabilidad económica, porque no lleguen al 80% del tráfico inicialmente ofertado, recibirán un anticipo de ingresos futuros por parte del Estado.

Esta medida se aplicará durante un periodo de tres años, y para el primero, 2011, se va a destinar una cantidad de 80,1 millones de euros que computarán como déficit público.

El Gobierno calcula que dentro de tres años se empezará a recuperar el tráfico, y, en consecuencia, la situación económica de las concesionarias.

Para evitar que la totalidad de la inversión realizada en autopistas tenga una repercusión negativa en las cuentas del Estado se ha puesto un límite: no pagar más que la cantidad que las propias concesionarias ingresan a través del pago de peajes por parte del usuario.