Pacto sobre el futuro del sector energético

Las petroleras pierden el pulso sobre la financiación de las renovables

Las eléctricas se han apuntado un éxito frente a las petroleras al conseguir que el documento definitivo sobre el futuro energético que el jueves aprobará el Congreso recoja la conveniencia de que los costes de las renovables sean soportados por el conjunto de los consumidores.

Plataforma petrolífera
Plataforma petrolífera

En las últimas semanas, se ha librado una sorda batalla entre quienes querían impedir a toda costa la posibilidad de que se creen nuevos impuestos para financiar las energías renovables y quienes deseaban dejar abierta esta puerta. El pacto cerrado ayer entre el PSOE, CiU y PNV con el consentimiento del Ministerio de Industria da la razón a estos últimos. Conclusión: las petroleras han perdido este pulso, a pesar de contar con el aval específico del PP, una formación que sólo se sumará al acuerdo si se suaviza el texto del documento en la reunión que la subcomisión de Industria celebrará el próximo jueves. El PP no quiere aparecer como cómplice de ninguna subida de impuestos.

En concreto, el documento emplaza al Gobierno a "analizar la posibilidad y la conveniencia" de que los costes de las energías renovables sean soportados "por el conjunto de los consumidores del sistema energético español", ya que los objetivos y el fomento de estas tecnologías "favorecen al conjunto de la sociedad en múltiples ámbitos y no sólo a los consumidores eléctricos, que son los que asumen todo el coste actualmente".

La iniciativa va a intentar ser suavizada por el PP enfatizando el modo condicional de la misma. Es posible que al final se amplíe el acuerdo al primer partido de la oposición teniendo en cuenta que en el documento han sido incorporadas algunas de sus sugerencias. Una de ellas guarda relación con la definición del horizonte de las centrales nucleares. En los borradores iniciales se abogaba por concretar este horizonte en la próxima década. El PP ha sugerido y le ha sido admitido que se precise que se hará durante la primera mitad de la misma, es decir, en la próxima legislatura. En todo caso, hay consenso sobre la participación de la energía nuclear en el mix energético durante los próximos años "en similares niveles a los actuales".

La definición del futuro nuclear queda pendiente para después de 2012

El documento de conclusiones cerrado con los nacionalistas catalanes y vascos se decanta también por fomentar el uso del gas natural en Canarias y Baleares y apuesta por la participación del carbón nacional en el mix energético, en parte por las implicaciones sociales de la actividad minera en España.

Por último, los redactores del documento defienden medidas para solucionar el problema del déficit de tarifa y que se continúe con el proceso de titulización del mismo acumulado hasta la fecha y del que se reconozca hasta 2013.

Habrá seguimiento del acuerdo

Para que las recomendaciones del Congreso sobre el futuro energético no caigan en saco roto, el Gobierno quedará emplazado a remitir al Parlamento en el próximo semestre un informe en el que deberá introducir las medidas necesarias para el desarrollo de las diferentes sugerencias realizadas por los grupos parlamentarios.

Además, se comprometerá al Ministerio de Industria a remitir al Congreso un informe anual sobre la situación de la energía en España, en el que se tendrán que examinar las conclusiones que se aprueben este jueves. Dentro de la comisión de Industria, se creará una ponencia de la energía que elaborará propuestas de resolución sobre este documento.

Los diferentes grupos podrán presentar votos particulares a las conclusiones del documento. El más visible será el de Izquierda Unida al capítulo nuclear. Este grupo insiste en defender la elaboración de un calendario para el cierre definitivo de las centrales nucleares.