Conclusiones de un informe

La OIT: recortar la cobertura social para reducir el déficit puede retrasar la recuperación

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) advierte de que recortar la protección social para reducir el déficit público puede, a través del impacto sobre la demanda agregada, "frenar o retrasar de manera significativa la plena recuperación económica".

Así lo afirma en su 'Primer Informe Mundial sobre la Seguridad Social', en el que sostiene también que los sistemas de desempleo, la asistencia social y los programas de obras públicas, "cuando están bien elaborados, son efectivos a la hora de prevenir el desempleo a largo plazo y llevan a una salida más rápida de la recesión económica".

En este sentido, la OIT señala que el desarrollo de "una protección social adecuada para todos resulta ahora más urgente que nunca" y ofrece datos que evidencian que esta realidad está lejos de cumplirse.

Según sus cálculos, sólo cerca del 20% de la población en edad de trabajar y sus familias a nivel mundial goza de acceso efectivo a sistemas exhaustivos de seguridad social. Además, el 17,2 del PIB mundial se destina a estos sistemas, pero el gasto está concentrado en los países de altos ingresos.

Por último, la OIT concreta que menos del 30% de la población activa en el mundo está cubierta legalmente por seguros de accidentes y enfermedades ocupacionales.