Tercera evaluación a suministradores

Vodafone acuerda 30 nuevos criterios éticos con proveedores

Los filtros son variados, en distintas fases y, además, se renuevan. El control de los proveedores figura entre las prioridades de Vodafone en materia de responsabilidad. Y tras la última evaluación, la compañía ha acordado establecer 30 nuevos criterios éticos que deben cumplir para el próximo examen.

Los proveedores de Vodafone en España tienen deberes para este año. En concreto, son 30 nuevos criterios éticos que deben cumplir, según el acuerdo que han alcanzado tras la última evaluación realizada por la operadora de telecomunicaciones. De todas formas, no todos los aspectos deben arreglarse en estos doce meses; para algunos hay más plazo, como los que afectan a la cadena de suministro. "La mayoría tienen que cumplirse en este ejercicio, pero algunos necesitan más tiempo y lo que deben hacer es empezar a ponerlos en marcha", explica José Manuel Sedes, mánager de Responsabilidad Corporativa de Vodafone.

La operadora denomina a estos nuevos criterios "oportunidades de mejora" y los hay de varios campos. La mayoría están asociados con las medidas para frenar el cambio climático, un 24% se refiere al informe de responsabilidad corporativa, mientras que otro 18% exige tomar medidas en la cadena de suministros, lo que significa que no afecta solo a los proveedores, sino a las empresas que estos tienen a su vez contratadas para prestar un servicio o fabricar un producto para Vodafone. Otra buena parte de las medidas tiene que ver con la consecución de certificaciones y el resto con el código de compras éticas, que obliga a los proveedores a cumplir determinados parámetros si quieren trabajar para la operadora.

Estas nuevas medidas han surgido de la última evaluación realizada a los proveedores. Hace tres años que Vodafone implantó esta política en España, que supone un examen anual del grado de cumplimiento de los proveedores.

El examen se basa en un cuestionario de múltiples aspectos, muchos de ellos relacionados con la responsabilidad social corporativa, el respeto de los derechos humanos y laborales y las cuestiones medioambientales. Claro que no basta con la respuesta del proveedor. "Nos tienen que enviar evidencias del cumplimiento", precisa Sedes.

La máxima nota es un 100% de cumplimiento y el aprobado se logra con el 70%. Por debajo de esa calificación, el proveedor tiene que asumir unas pautas de mejora y sólo podrá reincorporarse cuando las cumpla.

Todo ello, pese a que para ser aceptado como proveedor se debe pasar en primer lugar un examen de homologación, también con la ética como una de las prioridades.

Compras por más de 4.400 millones el año pasado

Vodafone destinó el año pasado más de 4.400 millones de euros a la compra de productos y servicios en España. Con esa cifra, es una de los grandes compradores del país, de ahí su interés en asegurar la gestión sostenible de sus proveedores y de transmitirles la necesidad de que ellos actúen de la misma manera con sus propios suministradores.

Entre las obligaciones de los proveedores está la de ajustarse al código de compras éticas, que deben firmar antes de formar parte del grupo de suministradores de Vodafone. Además, la compañía ha elaborado una guía de proveedores que quieran colaborar con la operadora, donde consta la política de Vodafone en este ámbito.