Quieren adjudicarse 1.200 MW en el concurso eólico

Vestas destinará 90 millones a un plan industrial en Galicia

Vestas, el primer fabricante mundial de aerogeneradores, pretende ampliar su capacidad industrial en Galicia con una inversión de 90 millones si consigue adjudicarse 1.200 megavatios (MW) a instalar en el concurso eólico gallego, que se resolverá la semana que viene.

Galicia puede convertirse en una región estratégica para Vestas, el primer fabricante mundial de aerogeneradores, si el resultado del concurso eólico gallego se ajusta a su planificación. La empresa prevé invertir 90 millones de euros en ampliar su capacidad industrial en la zona si consigue adjudicarse la instalación de 1.200 megavatios (MW) eólicos en el concurso, que se resolverá la semana que viene. "Es un momento crucial para la consolidación y la continuidad de la empresa en la zona pero, para plasmar este plan, tiene que existir un negocio", afirmaron desde la compañía.

La región repartirá 2.325 MW de esta tecnología renovable, repartidos en 10 zonas. Es la mayor licitación de potencia de España y del mundo.

La empresa tiene un plan industrial inicial que "favorecerá la creación de 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos y generará una riqueza de 200 millones de euros anuales en la zona", según confirmaron fuentes de la compañía a CincoDías. El plan incluye la "ampliación e innovación de la planta de Viveiro, en Lugo" hacia tecnologías más punteras; "una plataforma de exportación en Marín, nuevos centros de mantenimiento y logísticos, un parque experimenta y de I+D y una nueva fábrica de bujes", la pieza de la turbina eólica en la que se insertan las palas. Según fuentes de la compañía, este componente es "complicado de exportar, con lo que tiene sentido fabricarlo donde exista la demanda". Vestas trabaja en Galicia desde hace 12 años.

Mayor oportunidad

Este desarrollo podría ser aún mayor si la región se beneficia de la deslocalización de las fábricas de Vestas en el norte de Europa. A finales de octubre, el fabricante anunció "un ajuste de la capacidad de producción" en estos emplazamientos por "la baja demanda en estos mercados".

Vestas valora "que los mercados del sur de Europa absorban parte de la producción de estas factorías en cierre", como podría ser Galicia. El cierre de las plantas de Dinamarca y Suecia supondrá el recorte de 3.000 empleos.

España, pieza clave en la estrategia empresarial

España es sede de la filial Vestas Mediterranean, que agrupa 110 países desde Latinoamérica, Caribe, norte de África, la región del Mediterráneo, hasta Oriente Medio. Aporta el 40% de la facturación del grupo.

El presidente de la filial, Juan Araluce, destaca las "oportunidades de desarrollo en otros mercados desde España", como refleja la proliferación de empresas españolas de renovables en América Latina. "Los países que ahora muestran un mayor interés por la eólica son Brasil, México y Turquía si bien, hay cada vez más pequeños países con una gran apuesta de renovables, que están dando un salto cualitativo tremendo como Chipre, Jamaica o Cabo Verde. "Es difícil entender y explicar este parón sectorial que vive España por la incertidumbre regulatoria cuando lo ha hecho muy bien y puede ser un ejemplo para los países que vienen detrás", afirmó.