Integración energética

La CE no actualiza el tráfico eléctrico con Francia en su proyecto de infraestructuras

La Comisión Europea tiene previsto aprobar el miércoles su enésimo plan para impulsar la integración de las infraestructuras energéticas en la Unión Europea. El documento del comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, identifica cuatro corredores prioritarios en el sector eléctrico y tres en el gasístico.

En ambos casos figuran las interconexiones entre España y Francia, lo que sitúa a esos proyectos entre los aspirantes al máximo apoyo político y, previsiblemente, financiero a nivel europeo. Pero Bruselas basa su selección en datos tan desfasados como la evolución de la capacidad de generación, que a diez años vista sigue previendo un volumen de intercambio eléctrico a través de los Pirineos de 4.000 MW. Esa cifra, según los especialistas consultados, no refleja en absoluto las necesidades de interconexión derivadas, por ejemplo, del enorme desarrollo de las energías renovables previsto en los planes de la propia Comisión.

En cualquier caso, los técnicos, según asegura REE, ya trabajan para futuras conexiones eléctricas con Francia: a través del Golfo de Vizcaya, por el Pirineo Occidental. También, como un proyecto remoto, con Gran Bretaña.

Más realista parece el presagio de que hasta 2020 faltarán al menos 100.000 millones de euros en la financiación de las nuevas redes inteligentes de transmisión y en la infraestructura de almacenaje. El documento (o comunicación en la jerga comunitaria) calcula que la modernización de las redes requiere 600.000 millones de euros en la próxima década, pero reconoce la falta de atractivo comercial y las dificultades políticas de algunos de los proyectos.